Policiales
Jueves 14 de Enero de 2016

Tras el asalto a una tómbola, cayó el ladrón con la plata

Es la tercera vez que le roban a la misma agencia. Robos y Hurtos detuvo al autor y recuperó el dinero  

Marzo de 2013, octubre de 2014 y enero de 2016, son las tres fechas que los dueños de una tómbola de Paraná tienen en el mal recuerdo por haber sido víctimas de robos a mano armada. El lunes fue el último episodio delictivo que sufrieron, cuando un ladrón armado con un cuchillo los encerró en el fondo y se alzó con una suma aproximada a los 14.000 pesos. Parte de ese dinero era del cobro de servicios, del cual encima ahora la empresa no reconoce la suma asegurada por robo y mientras tanto les cobra un interés usurario. La investigación del hecho, a cargo del personal policial de la División Robos y Hurtos, logró ubicar al presunto asaltante, quien tenía en su poder una suma de dinero igual a la sustraída, así como la moto y el casco utilizados para perpetrar el hecho.

Según relató a UNO el dueño del comercio, ubicado en calle Pellegrini, entre Sebastián Vázquez e Ituzaingó: “A las 12.30 entró uno en una moto roja, encapuchado con casco. Yo estaba con mi papá, dijo ‘háganla fácil y me dan todo’. Como nosotros no le íbamos a dar nada porque tenemos esta reja, el tipo se trepó a una banqueta, lo íbamos a parar, pero dijo ‘No se hagan los vivos, no se hagan los vivos’, sacó una cuchilla, saltó al mostrador y nos encerró. Estuvo unos ocho minutos, siempre pasa un cliente a saludar pero justo en ese momento no andaba nadie”.

Durante todo ese lapso de tiempo, el delincuente revisó hasta el último rincón del pequeño local y se alzó con un importante botín: “Nos tuvo ahí adentro un rato, revisó cajón por cajón, había 10.000 de Entre Ríos Servicios más lo que había de las apuestas. Y se llevó el celular de la tómbola, el de mi viejo, el mío, una billetera, hasta un bolso donde tenía premios de billetes de lotería”, relató el muchacho. Luego el ladrón salió y huyó en la moto por Pellegrini hacia Ituzaingó y se perdió de vista.

El local mantiene la puerta abierta, pero atiende tras las rejas que están sobre el mostrador. Cuando tiempo atrás los asaltaron y les apuntaron con un revólver, decidieron poner además un vidrio. Pero al parecer, nada detiene a los ladrones.

Los investigadores realizaron las averiguaciones del caso, y ayer dieron con un sujeto oriundo de Concordia, principal sospechoso: tras el allanamiento ordenado por la Fiscalía, los uniformados encontraron al hombre en la vivienda de calle Urquiza y Sarmiento. El mismo reúne características físicas similares al ladrón de la tómbola, pero también tenía los 14.000 pesos robados, así como la moto y el casco. Además, el sospechoso podría quedar vinculado a otros robos ocurridos en los últimos días, como el asalto a la estación de servicios de avenida De las Américas y Larralde.

En la cuadra cada tanto ponen un policía para vigilar la zona, pero luego lo retiran. En diciembre hubo uno, pero solo una semana.

“Un llamador de ladrones”
En el comercio, además de la agencia de lotería, hace unos meses trabajan con el cobro de servicios, pero ahora piensan en desistir de esta fuente de ingreso que, además de no valer la pena económicamente, es un llamador para los ladrones: “El que vino a robar debe haber entrado por eso”, cree el dueño. Otro agenciero de la zona dijo a UNO que no trabaja ese rubro “porque es un llamador para que roben”.

Para colmo de males, ahora se enteran de que la empresa no les quiere reconocer la suma asegurada por robo, o en todo caso irían mitad cada parte a cambio de que continúen con el sistema. “Con esas condiciones, preferimos pagar y dejarlo”, lamentó el agenciero.

Reducidor
La investigación de la falsa denuncia por el robo de un celular a una joven de Crespo derivó en el allanamiento a un domicilio de calle Stronatti, donde la Policía local encontró que el dueño sería un “reducidor de efectos de dudosa procedencia, y que el novio de la presunta víctima habría vendido el teléfono en el lugar”. Además encontraron una escasa cantidad de marihuana y cocaína, y otros elementos relacionados a robos ocurridos en la ciudad.

Robo a scouts
La sede del Grupo Scout de la localidad de San Benito fue blanco de delincuentes que, previo barretear seis candados y violentar las aberturas, ingresaron y se alzaron con herramientas de mano, maquinaria para la construcción, elementos de cocina y carpas entre otras cosas utilizadas para obras.


 

Comentarios