La Provincia
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Tras casi un año cerrado, en 15 días abrirán el Pre Delta diamantino

Azotado por la inundación, uno de los parques nacionales más visitados del país está pronto a recuperarse por completo. Luego de una ardua tarea, el viernes 25 podrá recorrerse con nuevos atractivos. En 2017 cumplirá 25 años

En diciembre, con la inundación, el Parque Nacional Pre Delta de Diamante cerró sus puertas al público. Desde entonces fueron arduas las tareas realizadas por los 23 trabajadores de esa área natural para ponerlo a punto. El viernes 25 abrirá después de casi un año y recuperará, sin dudas, el esplendor de otros tiempos.

El Pre Delta se encuentra entre los 10 parques nacionales más visitados del país y es uno de los atractivos de la costa del río Paraná que atrae al turismo cada fin de semana. En diciembre, la inundación arrasó con esa extensión verde con ondulaciones y dejó solo barro, los senderos para caminar desaparecieron, los puentes de paso se arruinaron y debieron sacar toda la cartelería para protegerla. A la creciente de finales de 2015 y principios de este año, se sumaron en febrero dos tormentas muy fuertes, las mismas que se sufrieron en Paraná y en sus alrededores. Estas provocaron la caída de numerosos árboles típicos de la zona. Además, el clima húmedo del último período con caudales importantes de lluvia demoraron las tareas de recuperación. El 24 de diciembre, el Pre Delta cerró sus puertas y recién en 15 días las volverán a abrir.

"Se demoró el trabajo porque hubo sectores en el espacio de uso público muy complicados. No quedaron senderos y hubo que trazarlos de nuevo, más toda la reparación y mantenimiento de las pasarelas. Con la creciente sacamos toda la cartelería, ya se restauraron y las estamos por terminar de colocar", contó a UNO Hernán Britos, el intendente del Pre Delta de Diamante.

Al ser tan visitado durante el año, en la extensión sobre el arroyo frente al espacio de uso público, fue colocada una baranda de seguridad de madera y de color verde para que no contraste con la naturaleza del lugar. También trabajaron con los puentes de los senderos. "Se llama Parque Seguro y también se hizo todo un trabajo con los árboles en riesgo para garantizar la seguridad al visitante", agregó Britos sobre la medida que tomaron ante la reapertura.

En el ingreso, sobre la calle, había una piedra basáltica en todo un largo trecho que se llevó la creciente. Todavía no está colocada la nueva, esperan llegar al viernes 25; en esa tarea también están. Desde el Parque, esperan que el verano contribuya al crecimiento del pasto en aquellos lugares donde aún hay barro. Al momento, no habilitarán el Centro de Visitantes porque lo utilizaron para diferentes tareas y contingencias en todo este período.

"Por otra parte, estamos prontos a concluir un nuevo servicio de excursiones en lancha y queremos llegar con esto para la reapertura", contó Britos y agregó que para diciembre, tienen la expectativa de adquirir tres lanchas para patrullaje y una de transporte que sumarán a la dotación con la que ya cuentan. Así afianzarán el control y la vigilancia del área natural. Es una medida para favorecer a la conservación.

En el Pre Delta trabajan 23 personas y en enero cumplirá 25 años. Proyectan para entonces una serie de actividades para la celebración.

"La gente que llega al área lo disfruta y se trabaja en la conservación. Eso, de alguna manera, le da importancia. Sabemos lo que significa para el turismo. El hecho de tener centros urbanos muy cercanos como Paraná, Santa Fe, Rosario y hasta Buenos Aires permite que en una escapada de dos o tres horas se pueda estar en un lugar muy lindo", agregó Britos quien se mostró optimista frente a la nueva apertura del Pre Delta y la posibilidad de que las escuelas también puedan volver a recorrerlo.


Comentarios