La Provincia
Martes 14 de Julio de 2015

Trabajadores de Senasa y funcionarios de Trabajo se reunirán mañana en un intento por destrabar el conflicto

Se cumple el décimo día de paro en el organismo. La medida impide la elaboración de permisos para el traslado de hacienda y la certificación de la producción en puertos. Ya afecta la actividadad en frigoríficos. 

El Ministerio de Trabajo de la Nación convocó a una nueva reunión de partes (gremio y Estado) para este miércoles, día en que se cumple el décimo y último día de paro de los trabajadores de Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Agroalimentaria (Senasa).

Las medidas de fuerza de quienes se encargan de realizar los controles sanitarios ya afecta la actividad frigorífica en todo el país y paraliza las exportaciones agropecuarias.

Desde el pasado 6 de julio hay paro en el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (Senasa). Los trabajadores del organismo reclaman apertura de la paritaria sectorial, equiparación de salarios con organismos afines que cumplen funciones similares como AFIP; Migraciones, Aduana; pase a planta permanente de los contratados;  82% móvil jubilatorio; reconocimiento del adicional por zona desfavorable; pago del adicional por función a los trabajadores contratados bajo el Artículo 9 y la instrumentación de una franja horaria para los barreristas. Además solicitan terminar con la precarización laboral y la privatización de las funciones indelegables del Estado Nacional.

A nivel nacional son 6.000 los trabajadores del organismo, de los cuales 220 se encuentran en planta permanente. En la provincia de Entre Ríos los trabajadores de planta permanente suman 230 a los que se suman más de 300 agentes contratados.

En diálogo con UNO Antonio Borro, delegado del organismo en Gualeguay detaló el alcance de la protesta y aseguró que responde a un viejo reclamo. “En 2006, a instancias del entonces presidente Néstor Kirchner, acordamos un convenio colectivo de trabajo para todos los empleados de Senasa. En una de las cláusulas se indicaba que cualquiera de las partes, tanto el Estado empleador como los trabajadores, podían solicitar a partir de los dos años la reapertura de las paritarias para analizar el convenio”, indicó.

Borro mencionó que, dado que el acuerdo se promulgó en diciembre y por la altura del año, hubo modificaciones, adicionales y suplementos que quedaron pendientes. Por eso desde 2008 iniciaron “este derrotero de conflictos con el Estado” para que las paritarias libres sean discutidas.

Además de reclamar por incremento salarial del 40% ATE-Senasa exige equiparación salarial de los agentes con los que cumplen tareas similares en otros organismos; tales como Aduana, AFIP, Migraciones, INTA, también el pase a planta permanente de los contratados, reconocimiento de adicional por zona desfavorable y pago de adicional por función a los trabajadores contratados bajo el Artículo 9.

“En 2012 todos los trabajadores del Estado recibieron un adicional por zona, pero los empleados del Senasa quedamos afuera”, relató Borro y agregó que la brecha en cuanto a sueldos es cada vez más grande, porque los porcentajes de aumentos se fijan sobre un sueldo básico.

En relación a la falta de acatamiento de la conciliación obligatoria, Borro indicó que es “ante tanta falta de respuestas”.

Acatamiento
En tanto agregó que el acatamiento al paro a nivel nacional es del 80%. “En cada ciudad cabecera hay una oficina del Senasa. En estos momentos no se extienden guías, certificados ni permisos de tránsito, por lo que no se puede trasladar hacienda, ni granos, tampoco pueden trabajar los frigoríficos de aves. Pedimos disculpas a quienes perjudicamos, pero no tenemos otra opción ante la falta de respuestas del Estado”, sostuvo el gremialista. Aseguró, además, que el desabastecimiento se nota, sobre todo en la producción de los frigoríficos de carnes rojas.
 

Comentarios