Pais
Miércoles 01 de Julio de 2015

Trabajadores de laboratorios inician medidas de fuerza y podrían faltar medicamentos

“Hacemos responsables a los empresarios de la industria farmacéutica de los efectos que este conflicto pueda generar en población”, indicaron desde el gremio.

Los trabajadores de la industria farmacéutica iniciaron un plan de lucha, debido a que no hay acuerdo con las cámaras empresarias respecto a una recomposición salarial

El plan de lucha se implementa en todo el país a partir de este miércoles 1º de julio, con el quite de colaboración de todos los trabajadores, que se declararon en estado de asamblea permanente. Además se convocará a plenarios que se desarrollarán en cada uno de los sindicatos de base. Posteriormente, se reunirá el Consejo Directivo de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa) para definir más medidas.

La filial entrerriana de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) adhiere al plan de lucha.

Después de 60 días de negociación colectiva, con el convenio vencido desde el 31 de mayo y habiendo obtenido los empresarios autorización para aumentar el precio de los medicamentos, este 1º de julio “las cámaras empresarias efectuaron una propuesta salarial insatisfactoria que busca conculcar derechos adquiridos y que deteriora las condiciones laborales de los trabajadores, exteriorizando así, claramente su mala fe”.

Expresaron que la patronal “disfraza en números una propuesta inaceptable, plagada de engaños y cuyo único objetivo es deteriorar las condiciones laborales de todos los trabajadores, buscando obtener una rentabilidad adicional a costa de nuestros derechos colectivos”.

Desde Fatsa se decidió interrumpir las negociaciones colectivas. “Después de innumerables reuniones, es tiempo de expresar el descontento con las tácticas tramposas de dilación e intento de cercenar nuestros derechos laborales”, se argumenta en el documento. “Buscaremos obtener las condiciones salariales y laborales que nos corresponden, a través de un plan de lucha que debatiremos en reuniones de todos los cuerpos orgánicos de la organización”.

Faltantes de drogas
Por su parte deslindaron responsabilidades por los perjuicios que pudiera ocasionar en la población, el conflicto laboral con los laboratorios fabricantes de especialidades medicinales y veterinarias, que se desencadena por la irresponsable postura de las cámaras patronales.
“Los acuerdos colectivos son el fruto de un equilibrio interno en el que ambas partes discuten y acuerdan, condiciones económicas, condiciones laborales, beneficios sociales e intereses colectivos, que no pueden esconderse detrás de un número”, subrayaron.
“Hacemos responsables a los empresarios de la industria farmacéutica de los efectos que este conflicto pueda generar en población”, indicaron en un comunicado. 

Comentarios