Ovacion
Miércoles 24 de Febrero de 2016

Tomás Spinelli sufrió ayer una seria lesión

El volante de Patronato padeció una doble fractura de tibia en el partido de Reserva disputado con Quilmes.

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


Un saldo altamente negativo sufrió en la víspera el plantel de Patronato que cumplió con su tercera presentación en el certamen de Reserva que organiza la Asociación del Fútbol Argentino. En la confrontación ante Quilmes, desarrollada en el campo auxiliar del escenario Cervecero, Tomás Spinelli sufrió la doble fractura de tibia en su pierna derecha. 

El volante de Patrón –que es parte del grupo de profesionales– deberá ser sometido a una intervención quirúrgica y lo espera un prolongado tiempo de inactividad.   

En lo estrictamente deportivo hay que decir que el Rojinegro cayó ante el Cervecero por 2 a 0; Carrizo y Acosta anotaron los goles en el conjunto bonaernese. 

El elenco dirigido técnicamente por Martín De León, que registra dos derrotas, un triunfo y un pendiente con Arsenal de Sarandí, jugará el sábado en el Presbítero Bartolomé Grella frente a Belgrano de Córdoba, como preliminar del encuentro de Primera División.   

VOCES PENDIENTES. Rubén Forestello brindó su testimonio después de la igualdad ante Quilmes en el estadio Centenario: “No pierdo la calma ni me desespero, estuvimos cerca de ganar el partido pero no se pudo”, manifestó en entrenador de Patronato. 

Dando muestras de mantener la calma en todo momento, el Yagui aseguró: “Todo el grupo anhela lograr el primer triunfo, pero en particular lo que me preocupa es que en la previa del partido con Quilmes hubo tres jugadores afectados por un virus y dos de ellos fueron bajas”. 

La pelea por la permanencia es lo que convoca a Patrón en el primer certamen de 2016. Su técnico prefirió la cautela y no anticipar lo que pueda suceder: “Es apresurado asegurar si nos vamos a quedar o no”, aseveró.  

Por su parte, Sebastián Bértoli –figura el lunes– remarcó la ambición del equipo: “Siempre salimos a busca los partidos en cualquier cancha”, afirmó el capitán. 

San Sebastián reconoció falencias defensivas sobre las que hay que trabajar: “Nos volvieron a marcar un gol de cabeza lo que desnuda alguna falla. Anteriormente nos había tirado dos centros y los habíamos resuelto bien. Pasa que cada vez que nos equivocamos lo terminamos pagando muy caro. También hay que reconocer que tenemos un juego aéreo importante y respetable en el área contraria”, sostuvo. 

El Seba siguió remarcando la postura ofensiva del elenco de calle Grella: “Jugamos como un equipo que siempre quiere ser protagonista. Tenemos buenos jugadores, pero hay que seguir corrigiendo errores. Los cambios del segundo tiempo nos dieron aire. Tenemos aciertos y defectos, pero lo que queda bien claro es no vamos a defendernos en ningún lado”. 

En tanto Marcos Minetti que tuvo un aprobado en su debut en la elite, dijo: “Nos costó mucho en el primer tiempo porque dejamos muchos espacios y Quilmes los ocupó muy bien con los volantes”.

Luego prosiguió: “El ingreso del Chelo –por Guzmán– nos dio aire en el mediocampo. Creo que pudimos quedarnos con el triunfo por lo hecho en el segundo tiempo. De todas maneras sumar siempre es importante. Contra Belgrano habrá que buscar la victoria”.    

EL DESIGNADO. Ayer se conocieron los árbitros que impartirán justicia el fin de semana en la quinta fecha. Para el cotejo entre Patronato-Belgrano de Córdoba que se jugará el sábado a las 21.30, fue designado Mauro Vigliano. 

El pelado

La alegría de Iván Furios. “La verdad que estoy muy contento por haber convertido un gol con la camiseta de Patronato, aunque lo más importante es haber podido sumar un punto. Es muy lindo hacer un gol, pero más aun para Patronato”, afirmó el defensor. Al analizar los 90’ jugados en el estadio Cervecero, acotó: “Nos equivocamos en la primera parte; fuimos un equipo muy largo. Pudimos corregirlo y mejoramos mucho en el complemento en el que hicimos un buen partido, pero no alcanzó para ganar”. 

La vuelta a los entrenamientos

La delegación  de Patronato que viajó para enfrentar el lunes a Quilmes, arribó ayer por la mañana a la capital entrerriana. 

Por la tarde la totalidad del plantel se concentró en la Comarca Santa para desarrollar la primera práctica  con vistas a la confrontación del sábado, como local, frente a Belgrano de Córdoba en el marco de la quinta fecha del Torneo de Transición de Primera A, en la que buscará el primer triunfo del certamen. 

Los que tuvieron muchos minutos en cancha ante el Cervecero desarrollaron trabajos regenerativos, mientras que el resto desplegó actividades más intensas. A Walter Andrade, afectado de una sobrecarga se lo evaluará en el día a día para saber si puede ser de la partida frente al Pirata.   Ezequiel Garré es otro de los que  componen el parte médico Santo. El lateral padeció una fractura en una de sus manos, contra el Cervecero. 

Comentarios