Martes 08 de Agosto de 2017

"Todavía estoy medio sordo", dijo el árbitro agredido en Concordia

Martín Leiva fue agredido y aún sigue con las secuelas del golpe recibido en el partido entre Victoria y Salto Grande en la Liga Concordiense de Fútbol.

Vale recordar que la brutal agresión se produjo en la cancha del barrio tiro federal en el marco de la segunda rueda de la liga concordiense de fútbol. Allí, victoria enfrentaba al conjunto de salto grande.

En un ataque del visitante se produjo una acción violenta, ya que el defensor de victoria, nelson sosa, golpeó sin pelota a un rival. La acción fue vista por el árbitro del encuentro, martín leiva, quien de inmediato lo llamó a sosa para mostrarle la tarjeta roja. Ahí se desmadró todo y el jugador agredió al colegiado.

Durante la mañana de lunes, leiva contó a diario río uruguay que se encontraba mejor y trabajando. “en este momento la cara está hinchada", aunque dijo que estaba tranquilo porque "fui al sanatorio y me dijeron que a simple vista no es nada grave”.

El árbitro remarcó que seguirá haciéndose los estudios médicos, para prevenir cualquier problema por el cabezazo y la trompada que le propinó un defensor del club victoria. El primero “fue bien en la nariz, entre los ojos”, mientras que “la piña fue en el oído derecho, todavía estoy medio sordo”, dijo.

Embed


El colegiado reconoció que la agresión lo tomó de sorpresa, ya que “yo le miraba las manos y no la cabeza”, ahí fue cuando le propinó el primero de los golpes. En ese sentido, confirmó que “todo se originó por una jugada violenta en donde el jugador golpeó sin pelota a un rival”, y la tarjeta roja fue el detonante para la cobarde golpiza.


Por último, Leiva detalló que realizará el informe correspondiente, adjuntándole una denuncia policial. Además mencionó que, por el momento, no ha recibido ningún tipo de disculpas por parte del jugador. “Lo que sí me comentaron es que después del partido estaba llorando, pero de él no he tenido ningún contacto”, enfatizó.


El damnificado informó también que ha recibido mensajes de solidaridad de otros árbitros. “El video se viralizó y me escribieron colegas de todo el país”, aseveró.



Fuente Diario Río Uruguay



Comentarios