Femicidio
Sábado 10 de Junio de 2017

Testigos complican al "Víbora" Acuña

Transcurrió la primera semana del juicio por el femicidio de Josefina López en Concordia

Tanto la autoría del femicidio de Josefina López como el móvil que llevó a Juan Carlos El Víbora Acuña a perpetrar el crimen, fueron quedando cada vez más claros en el transcurso de las audiencias de la primera semana del juicio. Así lo valoró el abogado querellante que representa a los padres de la víctima, Francisco Azcué.
LEE más >>>> Este lunes comienza el juicio por el femicidio de Josefina López

Embed


En estos días se han escuchado los testimonios de los policías que intervinieron en la investigación del hecho y en la búsqueda de la adolescente de 17 años durante julio de 2015, que estuvo desaparecida durante 27 días, y finalmente fue hallada en un descampado lindante al río Uruguay; y también de familiares y allegados a la víctima.
LEE más >>>> Comenzó la tercera jornada del juicio por el femicidio de Josefina López
"De a poco, a medida que van declarando los testigos, se van acreditando dos cosas: primero, la autoría. En estos hechos, dadas las circunstancias del caso, muy difícilmente haya una prueba reveladora, la afirmación sobre la autoría es por un cúmulo de pruebas que van acreditando que Acuña fue el que la mató. Por ejemplo, se descubre que Josefina la noche de su desaparición se estaba mandando mensajes con Acuña, que se iban a encontrar, y también el novio le mandaba mensajes a ella en los que le decía que sabía de ese encuentro. Ella estuvo en la casa del padre, mirando un partido, salió de la casa, atrás salió Acuña y después ella aparece muerta", explicó Azcué.

Además, sobre el segundo punto que se va esclareciendo, el querellante refirió "respecto del móvil, porqué la mató él y no otro, una testigo declaró que ella le pedía plata, le decía que si no le daba plata le iba a contar a su mujer que ambos tenían relaciones. En este caso se revelan muchas miserias sociales que hay en Concordia", afirmó.
"Se va a seguir profundizando que fue Acuña el que la llevó a ese lugar, la puso en un estado de indefensión total, él es un boxeador, mucho más grande, ella habrá gritado pero estaba sola, y allí la mató", dijo Azcué. Por esto, consideran que podrán pedir la pena de prisión perpetua teniendo en cuenta que se dan los agravantes de la Alevosía y la Violencia de género.

El juicio, al que fueron convocados unos 80 testigos, está previsto que termine el 14 de julio. Los jueces del tribunal son Silvina Gallo, Ives Bastián y Martín Carbonell.

Comentarios