Rugby
Miércoles 27 de Julio de 2016

"Tenía muchas ganas de volver", dijo Zabalegui

El jugador regresó a Estudiantes después de una temporada en España. Ahora sueña con la clasificación al Final 6.

Defendió durante un año los colores del Bathco Independiente Rugby Club en la División de Honor de España y hace poco tiempo pegó la vuelta para jugar en el club de sus amores: Estudiantes.

Juan Diego Zabalegui llegó para dar una mano, junto a otros más, y vaya si la está dando. Su equipo viene de obtener una histórica victoria ante el poderoso Jockey Club de Rosario, acentuó la levantada y ahora sueña con el pase al Final 6 del Torneo Regional del Litoral.

Se viene una fecha apasionante, la última, y el CAE se las verá con Gimnasia en la Chicago Argentina en lo que promete ser otra batalla. Zabalegui habló con Ovación del presente y lo que le dejó su paso por el Viejo Continente.


—¿Cómo te venís sintiendo en este gran momento del equipo?
—Tenía muchas ganas de volver. Ni bien tuve la oportunidad hablé con la gente del club para ver si estaban de acuerdo con que juegue a pesar que me puedo ir de nuevo en agosto. Me dieron todo su apoyo como el equipo entero. Me hicieron sentir rápido parte del equipo a pesar que no estuve en la pretemporada en momentos duros como esos. Tuve la suerte de volver y que coincida con un buen momento del equipo. De los últimos cinco partidos ganamos cuatro gracias a Dios y para esta última fecha llegamos con chances de clasificar, algo que parecía difícil un tiempo atrás.


—Se viene otro lindo juego ¿será parecido al de Jockey?
—Ojajá que sea parecido al de Jockey.


—Por el desenlace.
—Sí, sería hermoso. Creo que será muy duro, hasta más que con Jockey porque con ellos las cosa nos salieron fáciles desde el principio. A GER no le va a gustar nada perder allá, son chicos que juegan muy bien al rugby y nos van a complicar a pesar de que están clasificados. Tienen un gran juego y a nosotros se nos complica mucho, pero tengo mucha fe en el grupo porque venimos respondiendo ya hace cinco partidos. A todos, menos el último, los ganamos en el final, demostrando que nunca nos damos por vencidos. A GER espero ganarle en la última jugada, por cinco puntos o como sea. Quiero que termine, que sean las 18 horas y que hayamos clasificado.


—¿Qué clase de grupo hay en el CAE?
—Por suerte hay un grupo excelente y noté que hay muchos jugadores aptos para jugar en Primera. Hay un preparador físico que se llama Alexis Foletto que labura muy bien, ya lo conocíamos del seleccionado. Es un placer tenerlo en el club. Después hay un grupo muy bueno, somos la mayoría amigos por tenemos la misma edad después se van sumando los más chicos. Y después tuvimos la suerte de que vuelva José García. El está dando una mano inmensa realizando análisis de videos y organizando charlas. Es una persona muy respetada en el club y cada vez que él habla no vuela una mosca. Los chicos valoran mucho que se haya comprometido tanto y en tan poco tiempo.


—Y volvió Nahuel Lobo también.
—Lo de Nahuelito también. Hace dos o tres meses nos juntamos en Francia en el Carcassonne y él me había planteado la idea de volver. Una idea que era un poco loca porque él tenía la oportunidad de seguir allá un gran nivel, pero había ganas de volver y jugar al rugby de manera amateur, jugar con sus amigos. Lo apoyé bastante porque creo que nosotros hacemos esto para divertirnos y él ya no la estaba pasando bien. Estaba perdiendo de vista el foco y me acuerdo que le pegué para delante y que íbamos a jugar juntos. El fin de semana se dio y con un resultado histórico. Yo no recuerdo haber estado ni cerca de ganarle a Jockey. Creo que desde 2002 que no se le ganaba.


—¿Cómo te fue en España?
—Estuve en División de Honor de España. Estuve con Nicolás Coronel, un amigo mío de toda la vida, y José García. Tuve la suerte de compartir con ellos una experiencia importante. Se me hizo mucho más fácil porque además había muchos argentinos. Se armó un gran grupo y la verdad no me puedo quejar de nada. En lo deportivo terminamos terceros perdiendo contra el campeón en las dos oportunidades. Además la vida fue increíble porque tuve la oportunidad de conocer Europa. No gasté plata de mis viejos y la verdad fue una experiencia inolvidable, se la recomiendo a todo el que la pueda hacer porque te sirve desde todo punto de vista. Madurás y hay que adaptarse a estar lejos. Noto muchos cambios en mí.


—¿Hay diferencias en el juego?
—Honestamente te diría que no. Pasa que hay cuatro o cinco equipos que tienen un gran nivel de jugadores y además físicamente se nota la diferencia. Pero a nivel rugby el TRL tiene un gran nivel y parejo que es lo que permite que hoy Estudiantes le gane a Jockey.


—¿Te vas en agosto de nuevo?
—Tengo varias cosas en vista, pero a la vez no tengo nada, como pasa siempre. Hay propuestas de Italia y de Francia, pero aún nada concreto. Mejor no decir nada. La estoy pasando muy bien acá y ni hablar si llegamos a clasificar.

Comentarios