La Provincia
Sábado 20 de Febrero de 2016

Temporal en Paraná: Cayeron casi 1.000 árboles y hay 250 familias damnificadas

El Comité de Crisis se reunió este mediodía y evaluó los daños ocasionados por la tormenta del viernes. Se analizaron las próximas tareas y se realizaron recomendaciones a la población.

Este mediodía, en la Casa de la Costa del Paraná, ubicada en el Puerto Nuevo, se reunió el Comité de Crisis tras el temporal que el viernes azotó Paraná y alrededores. Asistieron representantes del gobierno provincial, funcionarios municipales y fuerzas de seguridad.
Se hizo una evaluación general acerca de los trabajos encarados para solucionar los problemas generados por el temporal de ayer, la marcha de la ayuda social y cómo seguir asistiendo a las familias afectadas, en particular, por la voladura de techos.
El intendente Sergio Varisco sostuvo que en un par de días se estará normalizando la asistencia a quienes vieron afectadas sus viviendas. Valoró el trabajo de Enersa en la reparación de cables cortados y la coordinación de tareas con el gobierno provincial.
"Han pasado 24 horas luego de que se desató el temporal y en general hubo dos temas que tuvimos que trabajar fuertemente, uno el derrumbe de los arboles producto del fuerte viento y esto arrastró el cableado de la ciudad provocando la falta de luz en gran parte de la ciudad. Ahora está casi todo reestablecido en cuanto al servicio eléctrico", indicó.
Como resultado del intercambio de información con las distintas áreas del gobierno comunal, estimó que "el cálculo es de casi 1.000 arboles caídos, para lo cual han estado trabajando intensamente todas las cuadrillas municipales y ya casi no hay calles cortadas por árboles interfiriendo el tránsito", sostuvo. A su vez consideró que el otro tema más preocupante es la voladura de los techos. "En esto hay 250 familias empadronadas que estamos asistiendo con materiales de construcción, y en la urgencia se los ayudó con colchones y comestibles y una labor de salud pública con nuestros agentes sanitarios".
Varisco pidió a la población un poco de paciencia "porque quizás aún no hemos llegado a todos los lugares que tuvieron problemas con los techos, pero entre hoy y mañana vamos a solucionar todos los casos".

Falta de agua
Otro tema que abordó el jefe comunal fue el corte de agua potable que también agravó la situación en la jornada del viernes. "Al caer los árboles arrastraron el cableado y en el caso de la toma de agua -donde se extrae el agua del río para su potabilización- padecimos desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la tarde la falta de luz y por lo tanto se fueron vaciando las reservas, en mayor medida, las de la planta ubicada al lado del Cristo Redentor y esto motivó que el viernes a la tarde muchos sectores no tuvieran agua. Se reparó a las 7 de la tarde y en la madrugada de este sábado, ya teníamos la ciudad el servicio normalizado. Le pedimos disculpas a la población, pero fue más que un problema municipal, un corte de energía que nos afectó a nosotros", expresó.
En cuanto a la reconstrucción de la ciudad en general, dijo que puede llevar un tiempo "porque no hay que descuidar otros servicios, como la recolección de residuos y otros trabajos. Pero hemos liberado toda a vía pública, e igualmente va llevar algún tiempo, porque son horas hombre, son camiones a utilizar y espero en pocos días más va a estar limpia la ciudad".
"Nos preocupa más llegar a la asistencia de los que sufrieron la voladura de techos", a la vez que informó que fueron 4 las familias evacuadas "y se alojaron en el Centro de Integración Comunitaria (CIC) del barrio Paraná XIV. Esto demuestra que algunas voladuras de techo impidieron que esas familias pernoctaran en sus casas", puntualizó el intendente.

Recomendación a la población
"Hay que tener cuidado con el cableado eléctrico que por ahí está cortado y está en la vía pública. Veo que ENERSA está trabajando muy bien y retirándolos. Además pedirles a las familias que están afectadas por daños en sus casas que tengan paciencia, que entre hoy, mañana y el lunes vamos a llegar a las 250 familias que se vieron afectadas en sus techos".

Comunicación permanente 
El intendente señaló que se comunicó telefónicamente con el gobernador Gustavo Bordet una vez desatado el temporal: "Trabajamos en conjunto entre la Provincia, el Municipio y las fuerzas de seguridad federales que están conectadas para una tarea coordinada". Finalmente descartó pedir alguna ayuda económica especial para atender la emergencia: "Nos bastamos a nosotros mismos, no siendo necesario acudir ni a la Provincia, ni a la Nación. Vamos a reforzar la partida presupuestaria para asistir a la familias afectadas en sus viviendas".  

Comentarios