Mundo
Domingo 10 de Enero de 2016

Tatuajes de presos conservados en formol por más de 100 años

Se trata de la colección presentada por la fotógrafa Katarzyna Mirczak, quien accedió al Departmento de Medicina Forense en la Univesidad de Jagellonian de Cracovia, en Polonia. Trozos de piel dibujados en la piel de los convictos, a pesar de la prohibición de esta práctica, a fines del siglo XIX.

En aquella época, estaba prohibido que los prisioneros se tatuaran entre sí, sin embargo, encontraban las maneras más arriesgadas para inmortalizar pensamientos y deseos en la piel.
Utilizaban clips, cuchillas de afeitar, pins, trozos de vidrio entre otros objetos que les daban la chance de marcarse.
Estos trozos de epidermis fueron rescatados de los cuerpos de convictos polacos fallecidos y preservados para identificarlos y determinar las conexiones afectivas entre los presos.

Comentarios