Ovacion
Sábado 09 de Abril de 2016

Sumó por San Sebastián, fue figura y goleador

Bértoli -de penal- cuando el tiempo reglamentario se cumplía, le dio el empate a Patronato ante Colón. Fue 2 a 2.


Edgardo Comar/Ovación
ecomar@uno.com.ar


Cuando colectivamente el cumplimiento no es pleno se necesitan de las individualidades para cumplir con el objetivo trazado: sumar. Patronato no repitió las grandes actuaciones de las que llegaba precedido, pero tuvo en uno de sus hombres a la figura de la cancha, porque evitó una desventaja mayor cuando se perdía y además cuando el partido se moría asumió la responsabilidad de ejecutar un penal decisivo. Hubo otros aportes, pero el de Sebastián Bértoli fue determinante para que Patronato no regresara sin nada de Santa Fe. 
El Santo empató 2 a 2 ante Colón en el marco de la 11ª fecha del Torneo de Transición de Primera A. Osvaldo Barsottini y Diego Lagos sacaron ventaja por partida doble; Matías Donosso Garatte y el Seba convirtieron los tantos de la paridad. El domingo 17, desde las 17.45, Patrón recibirá a Banfield.
PRIMER TIEMPO. La humedad reinante hizo que a pelota rodara rápido, el control fue dificultoso para uno y otro. En la previa los dos denunciaron ambición ofensiva, pero tardaron en arrimarse con peligrosidad a los arcos. 
A partir de los 10’ se adueñó el dueño de casa de la pelota, pero solamente logró cristalizar la leve superioridad con el cruce de envíos aéreos bien conjurados por el fondo Santo. Desde el banco de suplentes Forestello le marcaba a sus puntas la necesidad de tener más la pelota, pero el inconveniente no era la falta de retención, sino que no les llegaba el útil. La barrera de volantes del Santo era superada, había entre los jugadores una no sincronización para construir una presión ordenada. Igualmente lo del Sabalero era compromiso para asumir el rol protagónico, pero pocas ideas para acreditar posibilidades favorables. 
Más allá de ser superado en el control del útil, fue Patrón el que tuvo la primera opción para romper el cero. A los 24’, Carrasco le birló el balón a Villafañe y de buena posición remató alto. 
El Sangre y Luto la tenía más, pero las situaciones eran de Patrón. A los 38’, apareció Matías Garrido en todo su esplendor y cedió para Telechea, que desde la puerta del área sacó un remate que devolvió el parante izquierdo de un Brown vencido. 
En los 10’ finales se dio un crecimiento en el andar del Rojinegro, que fue más a campo enemigo pero que casi paga en un mal retroceso. Masuero quedó enganchado en un lateral y Sperdutti corrió sin marcas por el medio y por suerte para los intereses del conjunto paranaense definió mal ante el achique de Bértoli. El desarrollo arrancó con un vuelo bajo que persistió de principio a fin del primer período. El cero con el que los dos se fueron al descanso, fue justificado. 
SEGUNDO TIEMPO. Arrancó con todo el conjunto santafesino. Se llevó por delante al Santo, que pareció tardío en el regreso a la actividad. Un tiro de media distancia de Ledesma exigió a Bértoli a un rechazo hacia un costado. El local presionaba e iba y en la salida de un tiro de esquina puso en evidencia que defender las pelotas paradas sigue siendo todo un karma para la escuadra entrerriana. A los 4’, después de un córner de la derecha ganaron la espalda de Masuero, y la parálisis general de todo el fondo de Patringa le permitió a Barsottini empujarla desde el área chica al 1 a 0.
Colón, en ganancia, se fortaleció en lo anímico y con argumentos futbolísticos desbordó a un rival desconocido que dejó demasiados espacios entre líneas que tuvo en Sebastián Bértoli al único sostén de la esperanza de la igualdad. San Sebastián debió esforzarse una y otra vez para que el margen desfavorable no fuera mayor en los guarismos.
Al de la tierra de Juan de Garay le sobraron chances para liquidarlo y no lo hizo, le dio vida a Patringa, que llegó a la paridad. Fue a la salida de tiro de esquina al que Masuero le desvió la trayectoria para que Donosso la empujara desde el punto del penal al 1 a 1,
Increíblemente, el Rojinegro se durmió en el festejo y permitió que Sperdutti desbordara por derecha y colocara un centro-gol a espaldas de Masuero, que Lagos conectó al 2 a 1.
El Sabalé repitió un pecado que terminó siendo capital. No cerró el tanteador teniendo posibilidades para hacerlo. 
Patrón tuvo en la solvencia de Bértoli, el empuje de Garré y vergüenza del resto para ir por una nueva paridad. A los 44’ Barsottini lo bajó a Telechea en el área. Y si es penal para Patronato y lo patea Bértoli el desenlace es conocido. Fue un punto para celebrar por cómo se dio y con cuestiones para analizar profundamente para que no se vuelvan a repetir. 
Las claves
PROBLEMA INSOLUBLE. Colón le convirtió a Patronato con pelota detenida. Antes lo hicieron Independiente y River. Un problema sobre el que se trabaja, pero no se le encuentra solución.
EL CAMBIO. Con el resultado puesto y después de 90’ quedó en evidencia que la determinación de Forestello de prescindir de Iván Furios fue un error. Sin el Pelado perdió consistencia defensiva. 
PECADO SABALERO. Dos veces estuvo al frente del marcador  el equipo local y con opciones para liquidar el pleito, pero no lo hizo o Sebastián Bértoli se lo impidió. Por eso se quedó masticando bronca. 

Comentarios