La Provincia
Sábado 07 de Noviembre de 2015

Suma de Voluntades para ayudar en la zona del Volcadero

El grupo de jovenes que trabaja en los barrios San Martín y Antártida Argentina entretuvo a los gurises mientras las madres con el chef preparaban el almuerzo. Calcularon milanesas de pollo con papas hervidas para unos 100 comensales. 

El sol reseca las montañas de tierra que se armaron a los costados de la calle que conduce al salón vecinal del barrio San Martín, uno de los tantos que se armaron en torno al volcadero de Paraná. Es evidente que se hicieron obras y que continúan acercando servicios. Los caños de los desagües al aire libre esperando ser colocados, para que después llegue el asfalto, son la evidencia.  
Más allá de los avances, las necesidades son urgentes y los que llegaron a dar una mano, como todos los sábados, fueron los integrantes del grupo Suma de Voluntades.
Las mujeres juega y leen con las niñas y los niños que viven en una de las zonas más postergadas de Paraná, mientras en la cocina se preparaban milanesas de pollo y papas hervidas para más de 100 comensales.
"Cuando hay se aprovecha todo", dijo a UNO Emiliano Gulla, el cocinero que hace un mes se sumó al grupo de trabajo.
Junto con las madres del barrio armó una brigada de cocina y mientras el chef controlaba el aceite, una de las colaboradoras seguía de cerca la inmensa olla, que hervía con papas, y las demás se preparaban para poner la mesa.
 

 


En el salón entran dos tablones largos y el techo es bajo. Mientras se preparan los platos, unos voluntarios del Club de Leones identificados con chalecos también dan una mano. 
Algunos chicos leían, otros jugaban mientras esperaban el almuerzo que, por el aroma y por lo que se veía, se presentaba irresistible.

Comentarios