Espectaculos
Sábado 23 de Enero de 2016

Su regresa a los escenarios porteños

Luego del éxito de la obra Piel de Judas, la diva regresó a las tablas, aunque sólo por unos minutos. Fotos. 

Apenas llegada de sus vacaciones en Punta del Este, Susana Giménez se hizo tiempo para visitar a su amigo Antonio Grimau en el Teatro 25 de Mayo en donde acaba de estrenar, junto a Claudia Lapacó “Filomena Marturano, Matrimonio a la Italiana”.
Con su simpatía y frescura habitual, la diva ingresó al teatro e inauguró la “selfilomena” (banner especialmente realizado para que los espectadores se saquen sus fotos de recuerdo de la obra) y hasta se permitió jugarle una broma a su compañero en “Piel de Judas”.
Es que Grimau bromeaba que en vez de whisky le ponían té y que cuando trabajaba con Susana le daban whisky de verdad. Entonces Susana trajo de regalo una botella del mejor whisky y pidió que le pusieran en el vaso pero sin avisarle al actor y esperó pícaramente a ver cómo reaccionaba cuando le tocaba tomarlo. Broma que fue festejada por todo el elenco y el público presente.
Susana quedó enloquecida con el trabajo de todos, con la escenografía, con la puesta y con la sala y aplaudió de pie. Antonio Grimau le agradeció y la invitó a subir al escenario, luego del saludo final, en donde le entregó un ramo de flores y Dany Mañas, productor de la obra y amigo íntimo de la diva, la nombró oficialmente “madrina” de  “Filomena Marturano”.
El público que colmaba la sala la ovacionó demostrando una vez más el amor que provoca y su eterna vigencia.
“Filomena Marturano, Matrimonio a la Italiana” se presenta de jueves a domingos en el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza.

Comentarios