Ovacion
Viernes 20 de Mayo de 2016

“Son cinco finales y las jugaremos a muerte”

La frase pertenece a Diego Reynoso. Atlético Paraná enfrentará a tres rivales directos en el sprint final de la PBN.   

En el sprint final del Torneo de Transición de la Primera B Nacional Atlético Paraná enfrentará a tres rivales directo que tendrá en la lucha por la permanencia. Su despedida como local será ante Juventud Unida Universitario de San Luis. Luego cerrará el primer certamen del año visitando a Central Córdoba de Santiago del Estero. Estos dos equipos se encuentran debajo suyo en la tabla de los promedios. 

Este domingo, el Rojiblanco chocará ante un equipo que está un punto arriba: Guillermo Brown de Puerto Madryn, en el sur argentino. Un triunfo en la Patagonia le permitirá superar a La Banda en la Zona Roja. Por eso El Gato tendrá encuentros vitales en junio. 

Son “cinco finales”, como las calificó Diego Reynoso, uno de los jugadores de mayor experiencia que tiene el plantel del elenco de barrio San Martín. No solo por los números finales de este campeonato, sino por lo que marcarán el inicio de la próxima temporada. 

“Son cinco finales que tenemos que jugar a muerte. En la tabla de los promedios hemos bajado bastante en relación a donde estábamos en la finalización del torneo pasado. Son cinco finales en la que tenemos que sumar la mayor cantidad de puntos posible para encarar el próximo torneo mucho mejor”, indicó el marcador central en declaraciones a La Cábala. 

Atlético tendrá que dejar a un costado la ansiedad que genera una extensa serie de 15 encuentros sin victorias. También tendrá que regular fuerzas después del viaje más extenso que realiza a lo largo del año. La delegación Rojiblanca emprendió ayer viaje rumbo a la provincia de Chubut, donde disputará su próximo compromiso. “Es un viaje larguísimo, pero por eso nos vamos con anticipación para descansar allá. Para tratar de que las cosas salgan de la mejor manera posible y tratar de traernos un resultados positivo”, aspiró el Mudo. 

A lo largo de su alocución Reynoso mencionó en reiteradas oportunidades el término “resultado positivo”. Esto le es esquivo al equipo. Lleva más de un trimestre sin poder celebrar un triunfo. Más allá de eso, la evolución futbolística que exhibió el equipo en las últimas presentaciones le transmite tranquilidad. 

“En el primer tiempo ante Unión no jugamos bien. No tuvimos posesión del balón ni mucha presión. En el segundo dejamos otra imagen. El equipo arriesgó mucho, presionó al rival, por momentos lo hizo ver mal, lo dejó muchas veces mal parado defensivamente. Ese es el equipo que queremos todos. Con esa dinámica y ese mismo entusiasmo que se jugó en el segundo tiempo. Si tratamos de hacer ese trabajo prolongado durante los 90 minutos en cada partido vamos a tener buenos resultados”, se ilusionó. 

Ante Chacarita, último equipo que enfrentó por la BN, había mostrado sólidos argumentos futbolisticos. No lo pudo sostener durante el desarrollo del juego. Por eso no pudo sostener la ventaja. Por eso recibió otra bofetada en el año. 

“Delante tenés a un rival que juega. A Chacarita por momentos no lo dejamos jugar cuando lo presionamos alto. Cuando lo dejamos de hacer le permitimos agrandarse y después no lo pudimos controlar”, se lamentó. 

En la continuidad de su diálogo, añadió: “Si tratamos de imponer esa presión o mantenemos la intensidad durante mucho tiempo vamos a estar mucho más tranquilos de lo que hoy estamos porque los resultados van a ser positivo”, concluyó.

***
Chacarita


Rosso regresa a la última línea. Federico Rosso volverá a ser titular en Chacarita Juniors, que mañana recibirá a Douglas Haig de Pergamino, tras purgar una fecha de suspensión. En uno de los encuentros más importantes de la 17ª fecha de la Primera B Nacional, el Funebrero tendrá como única variante el ingreso del marcador central en lugar de Martín Zbrun. El resto de la formación será la misma que viene de ganarle a Atlético Paraná, ya que Nicolás Oroz y Diego Rivero se recuperaron de sendos traumatismos.

Comentarios