Pais
Jueves 13 de Agosto de 2015

Son cerca de 30.000 los afectados por las inundaciones en Buenos Aires

Lo precisó la directora de Emergencias Sanitarias de la provincia de Buenos Aires, Patricia Spinelli, y destacó la importancia del acompañamiento y la ayuda no sólo durante la inundación sino “en el después”.
Además, señaló que la particularidad del fenómeno que afecta a distintas localidades y municipios de la provincia es su “extensión”, dado que “es mucho más amplio para muchos municipios el territorio” afectado por las inundaciones causadas por las lluvias y la crecida de ríos, agravada por las sudestada.
En cuanto a los evacuados, hay registros en cada municipio de los evacuados en la parte de Defensa Civil, pero a eso se suman los autoevacuados que van a casas de vecinos o familiares”En ese marco, la funcionaria aseguró que “hay mucha gente que no quiere dejar su casa”, a la que, en consecuencia, “se le lleva la asistencia a los techos, donde pasan todo el día”.
“Lo que más afecta a los inundados es la sensación de soledad y de quedarse sin nada”, aseveró Spinelli, quien indicó que “no hay distinción de clase social ni de partido políitico en esa situación”.
Así lo señaló en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Uno, en las que destacó la importancia de la presencia de la ayuda “no sólo ahora sino en el después, que es la reconstrucción de sus vidas”.
“Hay que estar presente en todas las etapas”, remarcó la funcionaria de la gestión encabezada por Daniel Scioli, quien insistió en señalar que los problemas y los daños “no se terminan cuando baja el río” y cuando pasa “la etapa aguda” de la inundación.
“Tenemos un número aproximado de 30 mil personas afectadas. En cuanto a los evacuados, hay registros en cada municipio de los evacuados en la parte de Defensa Civil, pero a eso se suman los autoevacuados que van a casas de vecinos o familiares”, explicó Spinelli en la entrevista.
Además, consignó que “en muchos lugares” las personas afectadas por las inundaciones “ya están volviendo a sus casas” pero afirmó que “en Luján, todavía no”.

Comentarios