Policiales
Miércoles 08 de Junio de 2016

Solicitaron condenar al autor de dos crímenes cuando era menor

El adolescente asesinó a Eduardo Cartasián en Anacleto Medina y a Enzo González, en el Gaucho Rivero. En total cometió 11 delitos

El joven tiene ya 18 años y pasó la mayor parte de su vida bajo la tutela del Estado. Por situaciones de vulnerabilidad en su familia o por su participación en hechos delictivos y consumo de drogas, siempre resultaba necesaria la intervención de diferentes organismos. Aunque a la luz de los hechos, fracasaron. Ahora, el muchacho está preso y en los últimos años cometió dos asesinatos con armas de fuego, provocó un incendio en una residencia del Copnaf y participó en otros ocho episodios delictivos. Ayer se hizo cargo de todos en un juicio abreviado, aunque todavía resta saber cuántos años de prisión deberá cumplir. La Fiscalía reclamó 13, que es el máximo por estos delitos cometidos por un menor de edad, y la defensa buscará, en la próxima instancia, que la sanción sea menor.

La familia Cartasián de Anacleto Medina Sur espera tener pronto algo de justicia. En la violencia que se vive en esta zona del oeste de Paraná, sufrieron dos asesinatos: el de Emanuel, conocido como Calengo, y el de Eduardo, apodado Pelota. Este último fue cometido por el menor que ayer fue juzgado. Era el mediodía del domingo 1º de junio de 2014, cuando el joven de 20 años iba a bordo del carro junto a su pareja, Paola, y sus hijos de 1 año y medio y 2 años, por calle Los Jacarandáes. De repente, tres adolescentes de 15 y 16 años que estaban escondidos salieron por atrás del carro, uno de ellos sacó un arma de fuego y disparó a la cabeza de Eduardo. Uno de los acusados fue quien ayer admitió haber efectuado el disparo mortal.

Todavía resta esperar qué sucede con la causa de Emanuel Cartasián, cuyo procesado, Daniel Vergara, aún no fue llevado a juicio.

El otro homicidio sucedió hace ocho meses, en el barrio Gaucho Rivero. Enzo Hernán González, de 18 años, fue acribillado a balazos en un episodio traicionero: minutos antes había estado junto a unos amigos en una vivienda, y luego salieron a la calle. Como si lo hubieran llevado para entregarlo a la muerte, el menor acusado a corta distancia le efectuó varios disparos, de los cuales cinco impactaron en la víctima: uno en el pómulo, tres en las piernas y uno en el tórax. El suceso ocurrió al filo de la medianoche del lunes 6 de octubre de 2015, en el fondo de un pasillo del barrio. De inmediato huyó del lugar mientras que González fue derivado al centro de salud Carrillo y luego al hospital San Martín, donde finalmente falleció.

El asesino debería haber estado privado de su libertad. Luego de haber sido detenido por el crimen de Cartasián, recuperó la libertad pero con varias restricciones, las cuales violó sin que le importara demasiado. Por esto, tras las denuncias, fue buscado pero al parecer nadie lo arrestó nuevamente. En esta circunstancia de impunidad mató a González. Ayer en los Tribunales, las hermanas de Cartasián y de González expresaron a UNO su deseo de que el joven quede preso en una cárcel y condenado, de una vez por todas.






Vandálico


Entre el primer y el segundo homicidio, el joven fue protagonista de un hecho grave cuando estuvo alojado en la residencia del Consejo Provincia del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) de calle Diamante 377, a metros de Paraguay, en Paraná. Allí vivían, por orden judicial, varios menores que acarreaban varios hechos delictivos graves. En la noche del 3 de marzo de 2015, varios de ellos causaron severos daños en las instalaciones del lugar.

El incendio comenzó con la incineración de algunos colchones y el fuego se propagó hacia otros elementos de la casa. Alguien llamó al 911, y a los minutos llegaron policías y los Bomberos Voluntarios y los Zapadores para sofocar la llamas. Aparentemente el incendio se desató para cubrir un intento de fuga, ya que se observó cuando llegó la Policía que había cuatro menores que no estaban en sus habitaciones.

Por esto se implementó un operativo cerrojo en la zona y se pudo dar con los prófugos, quienes fueron llevados a la División Minoridad de la Policía. Entre ellos estaba este joven, que ayer también aceptó su culpa en el hecho. Luego de este episodio la vivienda de la residencia debió ser reacondicionada y los menores trasladados a otros lugares, porque no quedó apta para el alojamiento de personas.

Los otros ocho delitos que le imputó la Fiscalía y sobre los cuales el joven admitió su autoría, se trata de lesiones y amenazas, varios de ellos con armas de fuego. Ayer a las 11 comenzó la audiencia en la que se formalizó ante el juez Pablo Barbirotto el acuerdo de juicio abreviado al que arribaron las partes previamente. El fiscal de la Unidad Fiscal de Niños y Adolescentes, Franco Bongiovanni, y el acusado quien fue asistido por la defensora oficial Susana Carnero, acordaron que el menor se hiciera cargo de todos estos delitos. Al presentar este acuerdo, el juez interrogó al acusado y allí el joven aceptó su culpa en la casi docena de hechos.

En lo que no hubo acuerdo entre las partes fue en la pena que el menor deberá cumplir. En este sentido, el fiscal solicitó que se aplique la máxima que cabría en este caso, que es de 13 años de prisión efectiva. La defensa buscará una pena más baja, teniendo en cuenta principalmente como atenuante que el muchacho se hizo cargo de todos los delitos imputados. El juez Barbirotto tendrá dos semanas para citar a una nueva instancia en la que dará a conocer la decisión sobre la pena que le impondrá al autor de estos graves crímenes.

***
Detalles de la noticia




*El fiscal de la Unidad Fiscal de Niños y Adolescentes, Franco Bongiovanni, pidió la pena máxima por todos los delitos, que es de 13 años de prisión efectiva, ya que el joven era menor cuando los cometió.

*11 es la cantidad de delitos que le imputaron al joven, sobre los cuales ayer fue declarado responsable. Los más graves son los homicidios y el incendio, pero también hay otros con armas de fuego.



*El juez penal de Niños y Adolescentes, Pablo Barbirotto, evaluará las pruebas de la causa y en dos semanas dará a conocer la decisión que adoptará sobre la pena que le impondrá.

Comentarios