A Fondo
Jueves 02 de Junio de 2016

Soles ardiendo y tiempos violentos

Gerardo Iglesias / De la Redacción de UNO
giglesias@uno.com.ar


La grieta que dividía al país, la que se cerraría a partir del 10 de diciembre, aún persiste. Sigue firme en su violencia verbal, mediática, política, aunque ya no estén más quienes, al decir de uno, la provocaban. 

Ya no están más los K en el gobierno, dejó de emitirse el ya lejano y famoso 678, la tevé pública olvidó eso de ser la usina mensajera de violencia, etiqueta que le colgaron hasta el 10 de diciembre. Las voces de los lobos se callaron. 

Pero la violencia verbal sigue. Transformada en bellas palabras, edulcorada con otro discurso, partiendo de bocas célebres, casi impolutas.

Ahí anda don González Fraga desparramando sus pensamientos prehistóricos por cuanto micrófono de la, ahora oficialista, opo. Ahí replica la propia vicepresidenta el pensamiento de Gonzalito, sin que nadie salga a decirles que eso no se dice, no se declama, aunque se esmeran para que sea realidad. Cómo van a pensar que pueden partir de vacaciones con el resultado del esfuerzo de sus laburos, cómo creen que merecen un celular de nueva generación o un auto de mediana gama.  Y sus replicadores andan ahí, dando aire e imagen a los pensamientos, que de haber sido desde la vereda de enfrente, las indignaciones serían comparables con las señoras ante los chicos de pelos largos. 

Hasta el Papa cayó en la violencia nueva, acusado de demonio por haber recibido a Hebe. Nadie se salva. La grieta sigue en pie, pero ahora es para un solo lado. Ya no queda nadie del otro. Un par de voces, potentes, mantienen cierta oposición pero nada más. Todo se acaba ahí. Ahora la grieta es propiedad de los que nos gobiernan. Y alimentan a diario, con declaraciones que no buscan calmar o pacificar. Todo lo contrario, aumentan esa grieta, en un revanchismo pocas veces visto desde el regreso de la democracia.

El “vamos por todo” con el que acusaban al gobierno anterior hoy se aplica sin miramientos. YPF, AFA, Anses, Aerolíneas, gas, Plan Fines, vacunas antigripales, remedios genéricos, PAMI, todo cayó en desuso, todo está a la venta, para que la grieta se cierre. Y se cerrará, con seguridad, con la mayoría de nuestra gente padeciéndola de principio a fin. Dicen que el sol alumbrará este frío invierno que se nos viene,que será un sol bueno. Dicen que el segundo semestre será mejor para todos. Solo sé, por experiencia de crisis padecidas y sufridas, que “el sol del pueblo arderá, nuevamente, alumbrando mi tierra”.

Comentarios