Ovacion
Sábado 21 de Febrero de 2015

Sionista fue un desastre y sufrió un duro golpe

Básquet. Perdió como local ante Gimnasia de Comodoro. Anotó 48 puntos y nunca estuvo en partido. Desaprovechó la buena racha de visitante y sigue en el fondo de la tabla.  

Sebastián Gálligo/ Ovación

sgalligo@uno.com.ar

Venía motivado por los dos triunfos de visitante, pero en un par de minutos volvió a demostrar porque esta en el fondo. No tuvo ideas para atacar el aro y se fue desgastando. Nunca estuvo en partido y dejó escapar una buena chance de empezar a creer. Anoche perdió como local ante Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 65 a 48 y sumó su 21ª derrota en 33 presentaciones en la Liga Nacional

Impreciso, desprolijo y errático. Así comenzó el juego Sionista. Como si fuera poco cometió muchas pérdidas que lo dejaron expuesto para el contragolpe. La falta de ideas fue una constante en el cuarto. Se pasó mal la bola, chocó con una defensa bien plantada cuando buscó la penetración y el tiro externo no fue efectivo. Marcó 8 puntos en los primeros 10 minutos. Las falencias siguieron en el segundo chico a pesar de la rotación. Apresurado, individualista y con muy bajo porcentaje marcó nuevamente 8 puntos en el cuarto. Como contrapartida se apoyó en la defensa. Fue intenso en el inicio , jugando al límite de la falta y no le fue mal. De cualquier modo sufrió la máxima diferencia 27-14. Un primer tiempo para el olvido que arrojó número increíbles (14 por ciento de efectividad en tiros de campo; 3 de 17 en tiros de dos puntos y 11 pérdidas).

La vuelta del descanso largo no provocó cambios. Porque Sionista nunca pudo dominar el juego ni siquiera supo por donde lastimarlo. Tuvo más fino en algunos lanzamientos sobre el final del cuarto. Cuando logró tranquilidad para tomar decisiones. Allí levantó el pobre score. Porque llegó a perder por 18 puntos en el cuarto. Gimnasia manejó muy bien la ansiedad, estuvo concentrado para tomar el rebote y no permitir segundas opciones. Se repartió el goleo en su mejor momento y cerró el tercer período con una bomba de Cávaco que cayó como una puñalada. Porque luego de ponerse a 13 puntos y con alguna esperanza de mejorar en el juego se fue al último chico 16 puntos abajo.

Limitado y nervioso salió a descontar y cometió errores de permanentes. Ni el tiro externo, ni la penetración de Cantero y Saglietti ni el uno contra uno de Phillip sirvió para cambiar la historia. O al menos tener algún tipo de posibilidad de llegar a un final cerrado. A falta de 5’45” para el final un triple puso el juego 55-35. A partir de allí fue más de lo mismo. Una barrera con la que siempre chocó. Así dejó pasar los minutos. Golpeado y pasivo en una noche que vuelve a llenar al equipo de preocupación.

 

Ganaron los chicos

En su presentación número 15 en la Liga de Desarrollo, el Centro Juventud Sionista derrotó, como local, a Gimnasia Indalo de Comodoro Rivadavia por 93 a 68. El miércoles recibe a San Martín de Corrientes. Ganó de muy buena manera, más allá de la diferencia final, porque ante un rival complicado supo sobreponerse en los diez minutos finales del encuentro. Maximiliano Robledo fue el goleador del partido con 19 puntos. En la visita se destacó Diego Maranesi con 13 tantos.

 

Lanús recibirá a Quilmes

Lanús (12-18), que viene en alza, recibirá hoy al irregular Quilmes de Mar del Plata (19-15), en el único encuentro que se jugará en el segmento sabatino de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).

El partido se jugará en el estadio Antonio Rotili, a partir de las 21, con el arbitraje de Juan José Fernández y Mario Aluz. El conjunto Granate obtuvo una muy buena victoria en la noche del jueves ante Boca Juniors, en La Bombonerita, por 102-97 y en tiempo suplementario.

El goleador de la LNB, el ala pivote Nicolás Romano (21,8 puntos de promedio) aportó 34 tantos, mientras que el base estadounidense Camontae Griffin sumó 30 y el escolta Enzo Ruiz acumuló 23.

Los dirigidos por Guillermo Vecchio parecen encontrar, de a poco, el nivel colectivo que pretende el experimentado entrenador, aunque todavía el equipo del conurbano bonaerense no puede escaparse del octavo puesto en la Conferencia Sur. Del otro lado estará el irregular Quilmes, que cayó en tres de sus últimas cuatro presentaciones. El combinado marplatense asomaba como uno de los animadores de la división Sur, pero ahora cayó al quinto puesto.

El Cervecero, a cargo del DT Leandro Ramella, está pagando el precio por la falta de rotación, por el plantel limitado (con las lesiones de Federico Marín y Lucas Ortiz solamente tiene siete jugadores mayores en condiciones) y por la dependencia casi exclusiva del escolta Walter Baxley para erigirse en variante ofensiva.

Quilmes perdió ampliamente en la noche del jueves ante Obras, el líder de la zona Sur, por 89-68, en una jornada en la que se destacaron los extranjeros Baxley (24 puntos, 3 robos) e Ivory Clark (14 tantos, 7 rebotes).

 

Comentarios