Ovacion
Jueves 02 de Abril de 2015

Sionista dejó pasar las oportunidades

Básquet. Cayó con Peñarol por 79-75 en Paraná. Peleó de atrás, lo dio vuelta y tuvo tres avances parra cerrar el juego. Falló y lo perdió en tiempo suplementario.

Sebastián Gálligo/ Ovación

sgalligo@uno.com.ar

 

 

Sionista peleó desde atrás y llegó al cierre intacto. Pero lo perdonó y lo pagó caro ante Peñarol, el campeón. Porque a pesar de no contar con Leo Gutiérrez mostró el oficio de los grandes. Y privó al equipo de Paraná de ganar el primero de los seis juegos que tiene como local cuando restan 10 fechas para el final de la fase regular. Cayó 79-75 en tiempo suplementario. Dos triples de Diez desde la misma posición establecieron la primera ventaja del partido. Peñarol se puso al frente del marcador de movida y puso nervioso al equipo de Paraná. Sin respuesta para poder anotar, el entrenador, Sebastián Svetliza, realizó tres modificaciones. El ingreso de Gómez, Uranga y Goldenberg. Pero no hubo caso. Tardó mucho en encontrarle la vuelta a una defensa muy sólida. La visita llegó a sacar 13 puntos en el cuarto (19-6). El momento fue muy crítico porque de no reaccionar iba a quedar muy lejos. El equipo logró asentarse en el partido y con un par de corridas y un triple de Goldenberg logró decorar el chico (23-14). El segundo cuarto fue de rachas. Sionista comenzó bien, se cayó y volvió a levantarse y se equivocó en el cierre.

 

Demasiado para 10 minutos. Concentrado y más metido logró descontar en el arranque. Sandrini-Cantero le imprimieron mejor control a los avances y se puso a 4 (23-19). Pero duró poco. Las distracciones y la falta de coordinación en la rotación defensiva lo dejaron expuesto y en tres minutos Peñarol sacó 12 puntos de diferencia (37-25). Leiva arrastró bien las marcas y sacó el balón hacia afuera para tomar un tiro cómodo. Otra vez tuvo que empezar de nuevo. Mejoró las marcas y le dio la bola a Rodgers. El extranjero se convirtió en el jugador más desequilibrante (goleador del primer tiempo con 12 puntos) y tomó todas las ofensivas. Sionista volvió se puso a cuatro puntos con un minuto por jugar. Cuando parecía que lo daba vuelta, se complicó solo. Se apresuró en los ataques y no dejó correr el reloj.

 

Osimani clavó un triple para llevar el marcador a 9 puntos 44-35. Los problemas en la rotación fueron una constante en el tercer cuarto. Sionista siempre quedó en desventaja o un perimetral contra un alto (Leiva con Rodgers, Fernández con Cantero). Ese fue el principal motivo para que Peñarol anotara y mantuviese la diferencia de 10 puntos gran parte del tercer cuarto. En el cierre la historia cambió. La presión en la salida y la salida de los internos le permitieron a Sionista defender una serie de avances para meterse en partido. Y ganó confianza y llegó a ponerse a 3 puntos (56-53). Rodgers, a pesar de su pasividad por momentos, fueron con Phillips los más claros para atacar. El mismo extranjero tuvo el tiro para ubicarse a dos puntos sobre el cierre, pero lo molestaron y el lanzamiento no llegó a destino.

 

En el rebote, el árbitro Juan Fernández cobró técnico y le dio un punto y la salida a Peñarol en el último cuarto. La polémica decisión alteró a la gente y se trasladó al juego. Se comenzó a jugar al límite y con mucha fricción. A 2’ Juan Cantero empató el partido en 59 con una bandeja. Y luego Sandrini, con una corrida, puso a Sionista al frente por primera vez en el partido. En el mejor momento de la dupla Cantero-Sandrini, el base de Paraná dejó la cancha por una molestia en el ojo producto de un roce con Leiva. El equipo lo sintió. Le faltó decisión en ofensiva. Sin embargo el juego se hizo palo y palo. El corte a Leiva fue una de las estrategias para poder frenarlo y desde la línea sumó algunos porotos. Mientras tanto Rodgers volvió a tomar la posta y clavó un triple clave cuando Peñarol tomaba distancia.

 

Luego Saglietti lo puso arriba por dos puntos. Con un 1’ por jugar Osimani empató el juego. Sionista tuvo tres chances para ganar el partido. Primero lo perdió Johnson, tras una buena habilitación de Sandrini. Luego el base, quien se apresuró en un lanzamiento. Y por último Johnson con un tiro forzado. A suplementario.

 

Sionista no sintió el golpe a pesar de la chance y salió con todo a jugar el tiempo extra. Sandrini, el líder, encabezó las ofensivas. Peñarol encontró un triple con Konsztadt que lo sostuvo. Porque a ambos se le hizo difícil anotar. Con el juego empatado la visita encontró segundas opciones en el rebote porque Sionista no tenía a Phillip (cinco faltas) y porque no bloqueó. Y allí perdió.

 

En Corrientes

 

Regatas Corrientes, escolta de la Conferencia Norte, recibirá hoy a La Unión de Formosa, séptimo en la misma sección, en uno de los encuentros que se jugará por la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB). El partido se desarrollará en el estadio José Jorge Contte de la capital correntina, a partir de las 21, con el arbitraje de Juan José Fernández y Oscar Brítez. Será emitido en vivo por TyC Sports. Regatas, con un récord de 29 triunfos y 14 derrotas, reúne tres triunfos consecutivos en condición de local, el último ante Ciclista Juninense, por 80-68. La Unión, con un registro de 15-25, superó también al combinado juninense (98-74), luego de perder con Boca (78-85), también en el estadio Cincuentenario. A las 21, por su parte, Lanús (14-28), penúltimo en la Zona Sur, se enfrentará a Olímpico de La Banda (21-22), quinto en la división Norte.

 

 

Comentarios