Ovacion
Sábado 31 de Enero de 2015

Sin batacazo Peligro regresa con derrota

Box. Velada Internacional en Mar del Plata. Wenceslao Mansilla cayó por puntos ante Rubén Acosta, en una pelea donde estuvo en juego el cetro Sudamericano.  

Sebastián Benítez/ Ovación

sbenitez@uno.com.ar

El boxeador paranaense Wenceslao Mansilla (75,500 kilogramos) afrontó anoche la pelea más importante de su carrera pugilística. Peligro se presentó en una velada desarrolló en el Hotel Sheraton de Mar del Plata, en donde enfrentó al local Rubén Siru Acosta (76 kilogramos) y estuvo en juego el cinturón Sudamericano AMB de la categoría Súper Mediano al campeón local por adopción. Fue una derrota para el crédito del club Ministerio de Paraná por puntos ante el monarca, en una digna pelea del paranaense que no supo como ganarle a la experiencia del local.

Todos los jueces de la contienda vieron ganador a Acosta, con un resultado en las tarjetas de 116-112, 118-111 y 118-111 para retener la corona sudamericana de la Asociación Mundial de Boxeo.

El combate no fue nada sencillo para el entrerriano; en el primer asalto del combate ambos salieron a estudiarse y el dominio no fue para ninguno. Mansilla se notó fuerte y mejor preparado para la importante contienda.

En el segundo episodio, Mansilla mostró su mejor box y comenzó a ser superior al local, que a pesar del aliento de su gente no frenó las arremetidas del entrerriano.

En el tercero, Peligro siguió conectado certeros golpes ante Acosta, que miró reojo la campara para salir de la situación. Las tarjetas ya favorecían a Mansilla.

Ya en el cuarto las diferencia continuaron para el pupilo de Romero Gastaldo, pero el local contestó con un par de golpes. Claro que esos lanzamientos no hicieron daño sobre su contrincante.

En el quinto asalto, Acosta Salió con todo y fue el mejor asalto. Los golpes fueron certeros y los sintió mucho el crédito entrerriano. Fue la remontada del local ante los gritos de su gente que se acercó alentar cuadrilátero montado en un coqueto hotel de Mar del Plata.

Ya en la mitad de la contienda, el cansancio se hizo sentir entre ambos boxeadores, que se tocaron en un par de oportunidades.

En el séptimo volvieron las acciones a pleno. Mansilla registró un par de golpes para ponerse a tiro en la contienda. A pesar del final del local tirando varios golpes. Peligro dio que hablar.

En el octavo fue más de lo mismo. Parejo por donde se lo mire. Las tarjetas también denotaron lo mismo a pesar del favoritismo del púgil local y el noveno corrió la misma historia.

En el 10º asalto las piernas ya no eran las mismas. Pero ambos contrincantes pudieron conectar en una pelea más que entretenida para el buen marco de público que se dio cita en el recinto.

En el episodio 11 el local sacó nuevamente todo su experiencia como campeón y dominó las acciones para comenzar a definir la historia.

El último asalto fue muy espectacular entre ambos boxeadores por querer ganar. No pudo Mansilla a pesar de hacer una gran pelea. Fue victoria para el local.

 

Incómodo

Luego de la derrota ante Rubén Acosta, Wenceslao Mansilla dialogó con Ovación y analizó su pelea ante el marplatense. El paranaense dejó en claro que no tuvo una buena noche ya que se sintió “incómodo” a lo largo de la contienda.

“Varios golpes abajo me sacaron el aire. Me confié en mi pegadas pero su experiencia pesó mucho. Nunca me sentí bien en la pelea, me sentí incómodo y en el final me quede sin reflejos. No tengo ninguna excusa para explicar la derrota, llegar a los 12 round no sirve de nada cuando se pierde. Hay que trabajar para volver a pelear y tener otra chance como esta. Si llegué hasta acá es porque hice las cosas bien, tengo que corregir muchas cosas ahora, seguir trabajando para que no desperdiciar otra oportunidad”, manifestó el paranaense.

 

El resto

En semifondo, Luciano Chuky Verón (66,600 kilogramos) superó por la vía rápida a Cristián El Huracán Díaz (64,800 kilogramos), en una contienda por la categoría Welter de la Federación Argentina de Box y no hubo cinturón en juego. El triunfo quedó para el del sur del país por nocaut en el cuarto.

 

Aquino en Rusia

El paranaense Daniel Aquino tendrá hoy la chance histórica de pelear por un lugar en los Juegos Olímpicos. El boxeador entrerriano volverá a subirse al cuadrilátero con la posibilidad clara de clasificar a Río de Janeiro 2016. La pelea de hoy será su cuarta presentación en el certamen internacional AIBA Pro Boxing (APB), que se disputa en la ciudad rusa de Novosibirsk. Allí, El Terrible se volverá a ver las caras con un rival conocido, el lituano Evaldas Petrauskas, con quien definirá su pase a la clasificación. Aquino ya lo enfrentó y le fue bien ante Petrauskas. El paranaense en la competencia cuenta con dos triunfos y una derrota, definirá el pase a la cita ante un rival que conoce. Es que a Petrauskas los enfrentó en dos ocasiones y en ambas se impuso el entrerriano por puntos en fallo unánime. La pelea de Daniel Aquino será a las 8.30 hora Argentina y 17.30 de Rusia.

 

Comentarios