Ovacion
Miércoles 29 de Julio de 2015

“Simplemente había mucho trabajo previo”

El entrerriano Julián Álvarez, asistente técnico de la Selección de vóley, habló del oro en los Panamericanos.  

Andrés Martino / Ovación
amartino@uno.com.ar


El entrerriano Julián Álvarez se colgó el oro, junto al seleccionado masculino de vóley, donde es asistente técnico, en los Juegos Panamericano de Toronto. 

No es una presea más, es una muy especial, de esas que se recuerdan con el paso del tiempo. Es que en la final el equipo de Julio Velasco le ganó, ni más ni menos, que a Brasil por 3 sets a 2 en un match emotivo por donde se lo analice. 

Ayer, el nacido en Basavilbaso, pero radicado en Paraná durante gran parte de su vida, dialogó desde Buenos Aires con Ovación a poco de haber aterrizado a suelo nacional con la medalla colgada en el pecho y con una alegría inmensa. 

“Creo que no hay un explicación. Simplemente había mucho trabajo desde que comenzó el año. Empezamos el 6 de abril, Julio (por Velasco) llegó a Argentina y comenzamos a entrenar muy rápido. El equipo se preparó mucho para esta temporada. En el medio de los Juegos Panamericanos jugamos la Liga Mundial donde clasificamos a un Final Four. En la última parte de la Liga Mundial estuvimos en Bulgaria y salimos terceros para luego ir a los Panamericanos”, confesó el entrerriano y al tiempo que confesó cuál era el sueño en Canadá. “Los Panamericanos para nosotros significaba pelear por una medalla para nuestro país, era representar a nuestro país. Se llegó bien hasta el último partido con Brasil y todos nos dijimos que bueno sería poder jugar de nuevo con ellos. Sabíamos que no iba a ser 3-0, pero sí que iba a ser diferente y la verdad que fue un gran partido, una gran final, con altibajos, pero por suerte se dio vuelta y festejamos ante Brasil en tie break”.

“Todavía no caemos, pero sí nos dimos cuenta de la repercusión por las redes sociales. Tuvimos muchísimos mensajes de felicitaciones. Nos felicitaron a todos, el cuerpo técnico ya los jugadores. Nos dijeron que fue una final muy linda y que todo e país la vio. Fue un domingo donde la gente estaba en sus casa, pudo ver vóley y encima fue la última medalla panamericana. Se dieron todos los condimentos”. 

“El equipo mostró mucha garra y eso le gustó mucho a la gente por eso la repercusión fue muy grande en nuestro país. Encima se dio en el acto de cierre de los Juegos. La verdad que nosotros no esperábamos esto y todavía no caemos de lo que fue el oro”, confesó Álvarez, con voz ronca, recién levantado de la siesta porteña y dejando atrás las horas de vuelo.

Para cualquiera que forme parte de un equipo, del deporte que sea, ganar un oro es un incentivo para seguir y tratar de mirar el futuro con otros ojos. Álvarez no es la excepción a esta regla. “Es un logro más que importante porque se ganó con la Selección Argentina Mayor. Este oro significa alcanzar un resultado emocionante. Es lindo, pero es tan difícil ponerle palabras a esto de ganar, pero sí se que es muy importante”.

Siempre, el que gana es el mejor. Es el mejor porque tuvo un plus extra que el resto no tuvo. El entrerriano así analiza esta cuestión. “Creo que Argentina tuvo partidos muy buenos, de gran nivel donde se destacaron algunos jugadores y en otros momentos otros. El juego de equipo mejoró y eso se nota en lo colectivo y en lo individual. Y acá tenemos esperanzas de poder seguir mejorando muchísimo más. Las mejoría se ven en los partidos, no solo en os entrenamientos”.

Por último el ex-Estudiantes de Paraná, como siempre, no se olvidó de Entre Ríos. “Lo comparto con todo el vóley de Entre Ríos como siempre, con nadie en particular, con el deporte entrerriano. Los que hacemos deportes sabemos lo que significa representar al país en un evento tan importante como este y no me quiero imaginar lo que debe ser un Juego Olímpico. Se siente todo, los entrenamientos, las horas de laburo y los que son deportistas saben de esto”, confesó.

 

Comentarios