Hoy por Hoy
Viernes 29 de Julio de 2016

Siempre hay una primera vez para ayudar

Los viejos siempre dicen que hay una primera vez para todo. Nunca les creí hasta que me pasó. Por algo lo decían y los que ya no están seguramente se deben reír de nosotros. Con mucho miedo, temor y sin saber lo que hacía, cumplí con el prójimo e hice una obra de bien. Esas de las cuales se cuestionan mucho, por diferentes razones. Muchas veces me equivoqué y no supe ponerme un límite para darle una solución a otra persona. Pero el día llegó y por primera vez detuve la marcha para llevar a una persona, que hacía dedo en la ruta.

En un paseo a la vecina a la localidad entrerriana de Seguí, luego de ingresar por la ruta provincial Nº 35, una señora se encontraba a la vera de la ruta haciendo dedo. A la espera de que algún conductor hospitalario frene y pueda llevarla hasta el pueblo. Con muchas dudas y preguntas, por ser la primera vez, detuve la macha unos metros más adelante y la señora subió en la parte trasera del vehículo.
Fue una linda experiencia, que a pesar de los temores uno sabe que cumplió con la otra persona y le facilitó el pasaje del colectivo o seguir esperando a que algún otro conductor frene. Se dicen muchas cosas y las consecuencias que puede traer de subir a un desconocido, son muchas. Pero si vivimos analizando cada situación de nuestra vida, no haríamos nada.

Como el conductor se expone a distintas circunstancias, también lo tiene la persona que día a día espera por algún vehículo que pueda llevarlo/a a destino. No todos somos buenos en esta vida, existe gente que aprovecha la situación y luego son noticia a nivel nacional, como secuestro, robo, violación, entre otras cosas.

¿Por qué hacen dedo? El sustento económico de cada persona o la falta de frecuencias de los colectivos que unen una ciudad con otra es la razón principal que lo lleva a hacer dedo a la vera de la ruta. Maestras, policías y empleados son los que comúnmente se ven en esta situación. En la actualidad hay muchos más, la gente no llega a fin de mes y espera que un buen conductor frene para poder llegar a destino y poder cumplir con su labor.

Comentarios