Automovilismo
Miércoles 02 de Noviembre de 2016

"Si se da o no, sé que he batallado a muerte"

Mariano Werrner sueña con el título del TC. Dijo que están poniendo "más de la cuenta" y habló de las diferencias con Rossi.

Mariano Werner vive una semana intensa luego de ganar el domingo la carrera de Toay, La Pampa, que lo dejó en lo más alto de la Copa de Oro del Turismo Carretera, a dos fechas para terminar la temporada. El piloto de Paraná se hizo un "hueco" en la apretada agenda y visitó la Redacción de UNO donde habló de la definición de la categoría más popular del automovilismo argentino.

El referente de Ford confesó que disfruta del gran momento a pesar de las presiones y confió en que va a "batallar a muerte" para conseguir el título el 4 de diciembre en La Plata, cuando se dispute la última fecha. Al mismo tiempo recordó a Gabriel, su hermano fallecido, y dijo que siempre sigue sus enseñanzas. Se refirió a su relación con el piloto de Chevrolet Matías Rossi y remarcó en dos oportunidades que los circuitos elegidos para la definición favorecen a los Chivos. "Estoy peleando con reglamentos que están levemente a favor de Chevrolet", disparó el entrerriano de 27 años que quiere hacer historia.


—¿Te ves cerca o lejos del campeonato?
—Ni cerca ni lejos, todavía quedan dos carreras muy importantes. Salimos ilesos de tres circuitos que los Ford no éramos favoritos, pero eso no quiere decir nada. Tenemos que ir a funcionar bien a las que quedan, hay pocos días para Trelew y tendremos siete días de trabajo intenso en el equipo y el motor para trabajar a muerte.


—¿Qué significaría ser campeón del TC?
—Significa un sueño. A todo piloto si le preguntás te va a decir lo mismo. Es difícil pensarlo hoy porque uno está abocado al día a día, pero por supuesto sería un sueño y algo que vengo trabajando hace muchísimo, que sabemos lo que cuesta y lo que es. La verdad no me quita el sueño, soy consciente de que estoy peleando con reglamentos que están levemente a favor de Chevrolet, que dejaré lo máximo y cuento con un gran equipo, un gran grupo humano que valoro mucho, porque la leve diferencia que podemos hacer con el auto sobre los mismos de nuestra marca es por el grupo de trabajo en conjunto con el motorista.


—¿Resignarías algo de tu carrera por ser campeón?
—No. Es difícil sacar algo de lo que he vivido. Siempre recuerdo lo que viví con Gabriel y por supuesto si él estuviese hubiera sido todo un poco más fácil, pero bueno, se dio así y un título va a llegar cuando tenga que llegar. Hay pilotos que tardaron muchísimo y hay otros que les fue más fácil y que después les ha costado.


—¿Qué pensás que te diría Gabriel en este momento?
—Siempre me decía que a las carreras hay que ir a ganarlas a muerte y a dejar todo. Estoy siguiendo eso. No digo con más ganas que nunca, pero sí con esa garra que se necesita. Evidentemente hay algo en el automovilismo o en el deporte en general en el que hay momentos mejores que otros.


—¿Contra quién te gustaría definirlo?
—Los 45 que corremos son todos rivales, no tengo uno. Se ha creado una rivalidad más intensa con Rossi por situaciones que se han dado y hay cosas que no comparto de él, pero nada más que eso. Hay que ganarle a todos.


—¿Qué no compartís con Matías Rossi?
—Es un gran piloto y está entre los mejores del país, como muchos otros, pero por ahí hay cosas como deportista que hay que saberlas callar. A él le gusta decir todo lo que piensa, pero no le gusta decir las cosas como son.


—¿Hoy sos el máximo referente de Ford?
—Qué sé yo, eso lo tiene que decir la gente. Trabajo para ganar, para ser todos los días un poquito mejor, representar de la mejor manera a mis sponsor y a los hinchas por supuesto. Tengo el corazoncito puesto en eso y nunca lo dejaría.


—¿Sentís la presión de estar en este lugar o los podés disfrutar?
—Lo estoy disfrutando, por supuesto que siempre hay presiones y todo los días uno se levanta con objetivos que terminan siendo presiones. Pero bueno, la verdad es que estamos para esto y tenemos que saberlo manejar.


—¿Dónde te ves el 4 de diciembre?
—Y ojalá que campeón. Siempre digo que voy a dejar todo de acá a fin de año. Por ahí estamos poniendo más de la cuenta, pero sabido es que esto es así.


—¿Están poniendo más de la cuenta en qué sentido?
—En general, en el deporte es así. Estos circuitos de la Copa de Oro son claramente con favoritismo a Chevrolet, sin querer, no creo que la categoría haya querido. Cerraron con esos circuitos y estas cinco carreras terminan definiendo un campeonato entero. Estamos poniendo más de la cuenta, si se da o no, sé que he batallado a muerte.

Comentarios