Show
Jueves 08 de Junio de 2017

Nicolás Vázquez rompió el silencio y se quebró al hablar de la muerte de su hermano

El actor brindó un móvil por primera vez desde la trágica pérdida que sufrió. Un testimonio conmovedor, entre lágrimas y fuertes anécdotas.

Medio año después de la muerte de su hermano, Nicolás Vázquez (39) se sintió listo para dar una nota. Y, luego de pensarlo mucho, aceptó la propuesta de Intrusos (América, a las 13). "Estoy nervioso", avisó a Jorge Rial (55), a quien le concedió un móvil en el que dejó salir todas sus emociones y dejó ver su tristeza, marcada por sus lágrimas y su visible angustia.


"Hace mucho que no estoy frente a una cámara. No soy yo, el que ustedes están acostumbrados", avisó, de entrada. Y agregó: "Mi vida cambió. Yo tengo que vivir con esto. Lamentablemente es parte de mi vida y lo tengo que ir aceptando de a poco. Soy otro. Hoy tengo que sostener a mi vieja y a mi hermana y a muchos seres queridos".


Embed

Su hermano Santiago falleció el 16 de diciembre, mientras estaba de vacaciones en Punta Cana. Tenía sólo 27 años. Una semana antes, Nico se había casado con Gimena Accardi (32), la mujer de su vida. "Hoy todo es sentirme bien segundo a segundo. Me permito quedarme en mi casa, tener mi espacio. No planifico mucho. Siempre hablé de amor y traté de hacer las cosas bien. Pero uno aprende a bajar más el pie del acelerador. El martes con mi vieja almorzamos y lloramos juntos", ejemplificó, intentando explicar cómo son hoy sus días.

Además, Vázquez reveló que para salir del pozo se apoyó en el psicólogo Gabriel Rolón, con quien comenzó un tratamiento. "Me ayudó mucho la terapia. Me equilibró bastante y me ayudó a tratar de entender todos los días. No termina nunca esto. Me levanto y me voy a dormir pensando en él (por su hermano). Es inevitable. Sobre todo con la relación que tenía con él, que era tan especial", afirmó. Y sumó: "En ningún momento me enojé ni dije por qué a nosotros. Me enojé con el de arriba, yo que soy muy creyente. Traté de entender por qué y para qué".

Embed


El momento más conmovedor de la entrevista, en el que Nico no pudo controlar sus emociones fue cuando contó una anécdota con su padre. "Estábamos en el bar (una sucursal de Marlon que está por inaugurar en Palermo) el otro día. Yo estaba en este piso de arriba y mi viejo estaba abajo...", comenzó a relatar y, de inmediato, se quebró. "Mi viejo, desde abajo, me dijo... (llora): 'Nos vemos mañana, nos vemos mañana'. Y yo le dije 'no, pará, papi, dame un beso'. Y bajé, porque nunca sabés cuándo va a ser ese último beso. Trato de disfrutar al máximo los momentos, así sean pequeños, y no me guardo nada", explicó.

Comentarios