Show
Viernes 13 de Octubre de 2017

Natacha Jaitt quedó imputada en la causa por Extorsión que le inició Diego Latorre

La morocha declaró ayer durante cinco horas. En el documento queda especificado que habría cobrado trescientos cincuenta mil pesos y reclamado más dinero todavía, para no mostrar públicamente videos sexuales que involucrarían a Latorre con hombres y travestis.

La causa entre Diego Latorre y Natacha Jaitt avanza en la justicia. Ayer, la mediática declaró en una indagatoria por la causa por extorsión que le inició el marido de Yanina Latorre por más de cinco horas. Según consta en el documento que trascendió del Juzgado Nacional en lo criminal y Correccional N° 40, Jaitt quedó imputada.


Por la noche, la propia Natacha contó parte de lo sucedido a través de algunos tuits desde la cuenta de su hermano Ulises, ya que la de ella está bloqueada por la Justicia.

"Soy @NatachaJaitt desde la cta de mi hermano x problemas de peritaje con mi clave (buó).HOY tuve la supuesta indagatoria x "EXTORSIÓN". Quiero q sepan 1 puntita siniestra q NADIE IMAGINA: @dflatorre FUÈ EL Q DIGITÓ TODO GUIONANDO A @nicolassiseles ESTÁ GRAN FARSA. Besis. Termino contándoles q vuelvo con TODO la semana q entra y se viene MI EXCLUSIVA CONTANDO TODOOOOO SI, TODO. Soy @NatachaJaitt GRACIAS GENTE!".

Hace horas, se filtro parte de lo que ocurrió en tribunales. Según consta en el documento, Natacha quedó imputada y se habla de que habría cobrado 350 mil pesos para no dar a conocer material que involucra a Diego Latorre de manera sexual con otras personas. Aquí va la transcrispción de parte del texto:

"Seguidamente S.S. informa al compareciente que se le imputa: El haber obligado a Diego Fernando Latorre a entregar altas sumas de dinero mediante intimidaciones concernientes a la divulgación en los medios de comunicación y la red social "Twitter" de material que podría afectar su honor e intimidad; maniobra que habría tenido su génesis en el mes de mayo del año dos mil diecisiete cuando salieron a la luz diversos mensajes que hacían alusión a la existencia de una relación amorosa entre las partes. A partir de allí la imputada haciendo uso de la red social y los medios de comunicación habría explicitado poseer material concerniente a la intimidad de la víctima, dejando trascender de manera secuencial y progresiva aspectos de esa relación y de los presuntos deseos sexuales de Diego Fernando Latorre, a fin de configurar en él un verdadero estado de temor que lo obligó a entregarle una suma de alrededor de trescientos cincuenta mil pesos por la suscripción de un acuerdo -formalmente no oneroso- mediante el cual la imputada se comprometía a no divulgar más datos sobre su persona, para luego exigirle una nueva cifra de alrededor de un millón de pesos bajo intimidaciones concernientes a la publicación de un video donde aparecía Latorre en una situación sexual intima con otros hombres de origen chileno.

En efecto, en el marco de esas expresiones públicas en las que la imputada daba cuenta de poseer material sensible de la víctima y que en forma inminente las revelaría, a Diego Fernando Latorre no le quedó otra alternativa, en un primer momento, que proponerle, por intermedio de sus abogados, la firma de un convenio mediante el cual Natacha Jaitt se obligaba a no difundir intimidades suyas, situación en la cual se le exigió a la víctima la entrega de quinientos mil pesos, llegándose a un acuerdo en una suma de trescientos cincuenta mil. Que con ese alcance se le entregó a la imputada por orden exclusiva de Diego Fernando Latorre y a los efectos de que efectivamente cumpla con la rúbrica de ese acuerdo de confidencialidad la suma de setenta y cinco mil pesos en efectivo –en al menos tres cuotas-.

En tanto que el día 13 de julio, cuando se llevó a cabo la mediación, Natacha Jaitt firmó el documento y recibió la suma de ciento cincuenta mil pesos más, arribándose a un total de doscientos mil pesos. Además, en dicha oportunidad se pactó que el resto del dinero sería abonado en dos cuotas de setenta y cinco mil pesos y que los honorarios de los abogados intervinientes serían cancelados por su orden. Sin embargo, alrededor del 18 de agosto del corriente año, la imputada, no conforme con el dinero que ya se le había entregado -$350.000-, comenzó nuevamente a explicitar la intención de volver a publicar información que podría difamar el honor de Diego Fernando Latorre, señalando entre otras cosas, que "tenía una bomba" relacionada con la familia de la víctima. Que eso disparó una serie de negociaciones mediante las cuales Natacha Jaitt le exigió una nueva entrega de al menos un millón de pesos, poniendo como excusa que no se había pagado los honorarios de sus abogados y que el convenio no estaba firme porque le faltaba la rúbrica de su letrado patrocinante. Que en el contexto de estas nuevas intimidaciones Natacha Jaitt le habría referido textualmente a Nicolás Siseles –testigo que intervino en los detalles del acuerdo- el pasado 28 de agosto, a las 18:16 horas –ver fs. 120-, durante una conversación telefónica que fue interceptada por la instrucción, que estaba por explotar la bomba, que tenía un montón de material, en tanto que al hacerse alusión a la suma de dinero que se le exigía, dio cuenta que "peor que eso era que se le caigan las pautas de Fox, que son miles de dólares".


Fuente: Clarin

Comentarios