Ovacion
Jueves 02 de Junio de 2016

“Sería lindo ganar un torneo con Estudiantes”

Juan Ignacio Cavallaro anotó el gol que clasificó a Estudiantes a la Libertadores 2017. Ahora va por un título.  

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


Juan Ignacio Cavallaro encontró en Estudiantes de La Plata el espacio que se le había negado durante 2015. El mediocampista paranaense rápidamente se adaptó a un equipo con mística ganadora y que, por historia, exige ser protagonista. Aportó gol. Se despachó con cuatro gritos. El último de ellos significó la clasificación del Pincharrata a la Copa Libertadores de América. Trofeo que luce en las vitrinas de la calle 1 y 57, pero que intentará conquistar en 2017 por quinta vez en su historia. 

“Venía de un año donde no había jugado mucho. Había ido a la Liga Deportiva Universitaria de Quito en búsqueda de continuidad, pero tampoco la tuve. Llegué a Estudiantes con ese objetivo: sumar continuidad y volver a tener la confianza que tenía antes. Por suerte me dieron la oportunidad y jugué muchísimo”, remarcó Juani en diálogo con Ovación. 

—Haber anotado rápidamente un gol habrá sido importante para incrementar el ego.
—Son pequeñas cosas que ayudaron para sentirme bien. Con confianza te animás a hacer cosas que, cuando no venís jugando o tenés pocos minutos no las querés hacer por miedo a que te salgan mal. Con confianza y más minutos sabés que tenés más tiempo para jugar. Además venís con partido y ritmo de competencia. 

—Sufrieron varias ausencias en el inicio del campeonato. Quienes ingresaron demostraron estar a la altura de las circunstancias.
—Puede ser, aunque si esos jugadores no hubieran faltado hubiésemos peleado el torneo o jugado la final. Fue un momento feo que se vivió y que no tiene que volver a pasar. Ya pasó. Terminamos un gran torneo y estamos contentos por todo eso.

—Ahora vas a jugar el primer certamen internacional con Estudiantes.  
—Jugar torneos internacionales siempre es importante para cualquier club y más para Estudiantes. Sabemos que la Libertadores llama más la atención, pero la Sudamericana es un gran torneo también. También tenemos Copa Argentina y el torneo local. Muchos campeonatos en el que vamos a tener todos la oportunidad de jugar

—¿Te fueron inculcando la mística del club?
—Siempre, desde que llegué me inculcaron la Mística Pincha. Les gusta más tirarse al piso que tirar un caño. Me lo fueron inculcando desde la primera práctica y lo que significa jugar un torneo internacional con esta camiseta

—¿Te costó la adaptación? 
—Mi forma de juego es más de jugar por abajo, no tanto de defender o tirarme al piso. Sé que si quiero jugar  tengo que adaptarme a las ideologías de los clubes. Sabía bien cuál era la de Estudiantes. Sabía que tenía que agregar a mi juego porque si no me iba a costar mucho jugar. Lo fui agregando. Por suerte me fue bien estos seis meses. Ahora  quiero seguir creciendo. 

—¿Cuánto festejaste el gol que los clasificó a la Libertadores?
—Muchísimo. Por suerte salió lindo. El grupo se lo merecía porque habíamos tenido un gran torneo. Aspirábamos a jugar la final, pero no lo pudimos lograr. Nos quedaba ese objetivo que era entrar a la copa y por suerte se pudo dar. El gol fue un pequeño aporte desde lo individual. El grupo era el que se lo merecía y era importante por eso. 

—¿Se habían ilusionado con jugar la final?
—Sí. En un momento veníamos ganando varios partidos al hilo y habíamos quedado a tres puntos a Lanús. Lo soñábamos porque era algo que teníamos muy cerca, no nos podíamos relajar. Se nos escapó en el empate en el clásico y ellos ganaron en esa fecha. Ahí nos sacaron diferencia. Se nos escapó, pero seguimos con el objetivo latente de jugar la Copa. 

—¿El desafío es aún mayor por lo que realizaron en la primera parte del año?. 
—Siempre cuando uno está por arrancar una temporada los desafíos son importantes. Siempre aspiramos a ganar lo que juguemos porque si aspiramos a menos vamos a lograr menos de lo que imaginamos. Apuntamos a ganar todo lo que juguemos. Sabemos que la Sudamericana es muy importante, el torneo es muy lindo y la Copa Argentina también es lindo ganarla. Estamos contentos, disfrutando este momento porque clasificar a la Libertadores era muy importante para el club. 

—Ahora apuntan a ganar un torneo...
—Ojalá. Sería muy lindo ganar un torneo internacional con esta camiseta. Vamos a apuntar a ganar algo. Veremos si se nos da. 

—Ya ganaste un torneo internacional con San Lorenzo.  
—Sí, pero no jugué tantos. Entre cuatro, cinco partidos desde el banco. Me hubiese gustado jugar mucho más. Uno jugando más o siendo titular se siente parte de un logro. Si no jugás tanto o te toca ser suplente uno sabe que lo ganó y es parte, pero no es lo mismo que ser titular.

***
Experiencia


Su paso en Ecuador. Cavallaro integró durante seis meses el plantel de la Liga Deportiva Universitaria de Quito. “Cuando llegué jugué tres partidos seguidos en Copa Sudamericana y después el resto del torneo me tocó ir al banco. Me costó la adaptación a la altura y es muy complicado. Se me hizo muy difícil. Hacía una jugada y me costaba mucho recuperarme. Eso lo sufrí mucho y al no estar jugando se siente estar solo, estar lejos de la familia”, explicó Juani.

***
Disfrutar a la familia


Después del triunfo que celebró Estudiantes de La Plata en Córdoba ante Godoy Cruz de Mendoza el plantel quedó licenciado. Juan Ignacio Cavallaro entendió que era momento para recuperar tiempo y disfrutar de su familia. 

“Los vi muy poco durante el semestre que me tocó estar en La Plata. Disfruto estar la mayor parte del tiempo con ellos. Ellos me dicen porqué no aprovecho a viajar a algún lado. A mí me gusta estar más con ellos que irme de viaje. Los extraño cuando estoy afuera. Ahora disfruté todo este momento lindo con ellos y recargando energías para encarar lo que viene”, subrayó. 

El respaldo de la familia es fundamental para la carrera profesional de Juani:“Desde chico soñé con jugar en Primera División. Tiene estas cosas de extrañar o que tenés que dejar cosas de lado. De todos modos es muy lindo lo que me está tocando vivir”.

Comentarios