Policiales
Lunes 08 de Junio de 2015

Serán días claves en el juicio contra policías por sedición

La Fiscalía deberá resolver si concreta o desiste del testimonio de Urribarri. Corre un plazo de 10 días

El Ministerio Público Fiscal deberá resolver entre hoy y mañana si concreta o desiste del testimonio del gobernador Sergio Urribarri, quien sostiene la voluntad de declarar por escrito y no a través del sistema de videoconferencia como se había planteado en un principio. Esta situación hizo que el juicio a 18 policías acusados de sedición, entre otros delitos, se prorrogue hasta el 15 de junio, a la espera de alguna resolución. Como la declaración por escrito del mandatario no fue aceptada, la cuestión fue derivada a la Cámara de Casación Penal, que deberá resolver al respecto. En diálogo con UNO, el fiscal Mario Guerrero, estimó que son dos las opciones que aparecen en el camino: “Que el gobernador opte por una de las formas de declarar que le dio el Tribunal o que Casación trate el tema, en cuanto a la reserva que hicimos nosotros de la inconstitucionalidad que resolvió el Tribunal”.

Guerrero consideró que esta semana se va a destrabar el asunto, por lo que no será necesario esperar los siete días hábiles que fijó el Tribunal. “A partir de hoy vamos a tomar una resolución y vamos a seguir avanzando. Vamos a promover que se continúe con el juicio”, remarcó. 

Reserva de casación

La Fiscalía defiende la posibilidad  de que el gobernador pueda declarar por escrito. Lo hace basándose en lo que estipulan todos los códigos procesales del país, como un mecanismo que avala a funcionarios con esta investidura a acceder a la declaración por escrito. 

“Eso está por plantearse en Casación, que en última instancia resolverá. Lo que pasa es que corren los plazos, porque no se puede suspender el juicio por más de diez días. Esta es una estrategia de la defensa para bloquear la declaración de Urribarri. Nosotros trataremos de desbloquear esta cuestión o vamos a desistir de su declaración”, analizó.

En cuanto al valor que adquiere la declaración del mandatario, el fiscal planteó: “Es importante, pero no es determinante, es un testigo más. Porque nosotros, a través de lo que va pasando en el juicio, reconstruimos todo lo que pasó, en ese momento de la negociación, la situación en que se encontraba la ciudad y el propio gobernador. El Estado terminó pidiéndole al obispo que se trate de arreglar esta situación antes de la noche porque iba a haber más muertos”.

“Tengo que procurar que el juicio no se anule, esas es la prioridad, lo que tengo que hacer es no llegar a los 10 días. No voy a llegar nunca a ese plazo, para evitar cualquier planteo de nulidad”, deslizó Guerrero ante una semana que se supone será clave para el desarrollo del debate.

Comentarios