Ovacion
Domingo 08 de Mayo de 2016

Selfie con "El Pato" Salerno

Vivió para el fútbol, desde los grandes estadios como el Azteca o Wembley, hasta la cancha más humilde, siente la pasión de manera única. 

—¿De qué equipo sos hincha?
—De River y simpatizante de Colón. El primer partido que vi de Colón fue en 1968 ante Boca. No me olvido más. Ahí me quedó marcado. 

—¿Un triunfo?
—El de Argentina a Alemania en el Mundial de 1986. Ser campeón del Mundo fuera del país y estar en la cancha es algo incomparable. 

—¿Cuál fue el mejor jugador que viste en una cancha?
—Maradona. Me marcó a fuego. Lo que hizo Diego en el Mundial del 86 es algo increíble. Sin desmerecer a Messi. 

—¿Un técnico?
—Carlos Bilardo, con todos los errores. Bilardo es un ganador. El dice “hay que ganar”. Ojo con el Cholo Simeone, es de Selección. 

—¿Un dirigente?
—Julio Grondona. Con todos los errores, fue el mejor. Para los equipos del Interior fue fundamental con la reforma del 86. Él hizo que los equipos desde el interior puedan llegar hasta la Copa Libertadores. Era futbolero. Le llevé flores a la tumba. Me llevaron a Avellaneda y le llevé flores.  

—¿Una cancha?
—El Maracaná. Fui a Wembley y al Azteca, pero el Maracaná es impactante. 

—¿Y la más humilde?
—La de 13 de Junio de Pirané. La pelota se va atrás del arco y hay yuyos y víboras. 

—¿Te genera la misma emoción estar en el Maracaná o en Pirané mientras se juegue un partido?
—Sí, sí. El fútbol es lo mismo en todos lados. La pelota es una sola.  

—¿Un Mundial de fútbol?
—El de 1986 por el título y el de Brasil 2014 por lo que significa el fútbol en Brasil. 

—¿De los cuatro mundiales que fuiste cuál fue el que más disfrutaste?
—Fui al del 86, 1994, 1998 y el último. Pero si tengo que elegir uno como turista me quedo con el de Francia 98.

—¿Te ganaste el prode?
—Sí, una vez con mi mamá. Lo jugábamos siempre. Acertamos los 13 partidos. 

—¿Con esa plata te fuiste a uno de los mundiales?
—Sí, ganaron muchos y hubo que repartir la plata, pero era plata. Con ese dinero me fui al de 1986.  

—¿Un ídolo?
—Y...Maradona. Todo lo encierro en Maradona. Todos queríamos ser Maradona. Tiene algo especial. 

—¿Popular o platea?
—Popular. 

—¿Qué estadio te gustaría conocer?
—El del Real Madrid, el Bernabéu. Como dicen ellos, la casa del fútbol. 

—¿Cuál fue el gol que más gritaste?
—El de Diego a los ingleses en el 86. Estaba en la cancha y no lo podía creer. El segundo gol de Diego lo vi de atrás del arco, fue tremendo. 

—¿Cuáles son los cinco mejores jugadores argentinos que viste en la cancha?
—Maradona, Riquelme, Ángel Clemente Rojas, Ermindo Onega y Ubaldo Matildo Fillol. 

—¿Y los tres del mundo que viste en vivo?
—Platini, Romario y el Pibe Valderrama. 

***
POPURRÍ

—¿Qué es lo que mejor te sale?
—Hacer relaciones y la picadita en mi casa para que vayan a ver fútbol. 

—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?
—Fútbol. El fútbol es todo, ahora quiero saber como va Aldosivi-Morón que están jugando la Copa Argentina. En casa prendo el televisor, pongo el partido y al lado prendo radio La Red. Bajo el volumen del tele y voy siguiendo todo. Y mientras tanto me pongo a ordenar las revistas, las limpio. 

—¿A qué cosas le tenés miedo?
—A la muerte. 

—¿Qué cosas te sacan?
—La falta de respeto. No me gustan las chicanas y que no te tomen en serio. 

—¿Qué cosas te hacen reír?
—Los Tres Chiflados. 

—¿Cuál fue tu peor compra?
—Una radio que me compré en el mundial de Brasil. Anduvo un día. 

—¿Cocinás?
—Me defiendo. 

—¿Una comida favorita?
—El asado. 

—¿Una bebida?
—El vino. 

—¿Qué música escuchás?
—El Club del Clan. Palito Ortega, Leo Dan, Johny Tedesco, Beto Orlando. 

—¿Una película?
—Héroes. No fui nunca mucho al cine, pero me gustó mucho Juan Moreira. 

—¿Un viaje?
—El de Francia. A mi me gusta conocer las canchas de cualquier lado. Si me voy de viaje quiero entrar a una cancha aunque no haya nadie. Voy a Tucumán y quiero ir a sacar una foto. Es mi mayor alegría. A veces paso por Patronato o Paraná y me quedo un rato mirándolas de afuera. Acá paso esto o lo otro, pienso. 

—¿Qué te pasa un domingo a la noche?
—Me da tristeza. Cuando se apagan las luces de la cancha y los jugadores empiezan a salir, me pongo triste porque se termina todo. Por eso siempre voy temprano y hablo con el que vende choripán, el policía. 

—¿Una ciudad?
—Mónaco. La conocí cuando fui al Mundial. Me llevaron al casino y me prestaron un saco. ¿Cómo llegué hasta acá? Me preguntaba. 

—¿Un lugar para vivir?
—Paraná.

—¿Cuál es contacto más groso qué tenés?
—Y el de mis amigos. Para mí Rubén Gey es mi gran amigo. Jugamos desde chicos y mi viejo nos dirigía. Y después el bar Betoni, del Puchi en Fray Mocho. Ese es mi lugar de contención. Me llevo el mate cocido, algunos toman vino y miramos los partidos y hablamos de la vida. Mi primo Emanuel y Germán Curi. 

***
Ficha personal

EL PERIODISTA CON CORAZÓN DE HINCHA. Daniel Arturo Salerno nació el 10 de abril de 1956 en Paraná. Jugó al fútbol en Universitario hasta los 14 años. Estudió en Santa Fe y trabaja en la lotería de la vecina ciudad. Su amor por el fútbol lo llevó a coleccionar todos los Gráficos y revistas. Fanático de los relatores José María Muñoz y Fioravanti, abrazó la profesión de periodista deportivo de la mano de su amigo, el exjugador y relator Rubén Gey, quien lo bautizó como “El Periodista con Corazón de Hincha”. Se sumó al staff de Tribuna Deportiva 1979 y desde ese día comenzó a recorrer las canchas del país como periodista, antes lo hacía como fana del fútbol. Su sellos distintivos en las transmisiones de fútbol son las efemérides. Desde pequeño anota en un cuaderno los nacimientos, debuts y fechas destacadas del fútbol y las comparte con toda la audiencia. El Pato vivió para el fútbol, desde los grandes estadios como el Azteca o Wembley, hasta la cancha más humilde, siente la pasión de manera única. 
 

Comentarios