Policiales
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Seguirán detenidos los padres acusados de golpear a su bebé

Dictaron preventiva por 34 días más. La criatura se recupera, pero sigue internada en el San Roque

El caso que consternó a la ciudad de Paraná hace un mes tiene complejidades por donde se lo mire. Un bebé de 5 meses sigue internado en el hospital materno infantil San Roque pero ya sin riesgo de vida. Sus padres seguirán detenidos por 34 días más por el intento de homicidio de la criatura: la mujer fue derivada a la Unidad Penal 6 y el hombre permanecerá alojado en el Hospital Escuela de Salud Mental.

La medida cautelar se decidió ayer en una audiencia realizada ante el juez de Garantías Humberto Franchi, donde las partes debatieron sobre la situación de los padres de la víctima. El magistrado hizo lugar al planteo del fiscal Santiago Brugo de extender la prisión preventiva para los progenitores, y en el caso de la madre cambiar el lugar de alojamiento, ya que desde hace casi un mes permanecía en la Alcaidía de Tribunales, y debido a que esta no cuenta con las condiciones adecuadas para períodos prolongados de prisión fue trasladada a la Unidad Penal de mujeres. La situación del padre es distinta, ya que la privación de la libertad la cumple en el nosocomio de Ambrosetti y Rondeau, tal como lo aconsejaron los profesionales de la salud mental que intervinieron en la causa.

El caso salió a la luz luego del miércoles 3 de agosto, cuando un bebé, de entonces 4 meses, ingresó a la Guardia del hospital materno infantil con vómitos, alteración sensorial y un hematoma frontal en el cráneo.

Enseguida el personal médico que lo asistió supo que no era la primera vez que la criatura llegaba en esas condiciones al nosocomio. A fines de julio lo habían tratado por una fractura en un brazo y un golpe en la cabeza. Por eso dieron aviso a la Justicia y se ordenó la inmediata detención de la mujer de 32 años (asistida por la defensora oficial Fernanda Álvarez) y el hombre de 42 (defendido por Jorge Balbuena y Jorge Sueldo). Les imputan el delito de Homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa.

El bebé había estado entre la vida y la muerte, pero salió adelante y, aunque sigue internado, ya no corre riesgo su vida. Está a cargo de personal del Copnaf.


***
El padre, bajo tratamiento

E.J.T., de 42 años, es el padre del bebé que fue brutalmente golpeado. Al igual que la mamá seguirá detenido, pero la privación de la libertad la cumple en el Hospital Escuela Salud Mental, debido a que las pericias psicológicas y psiquiátricas establecieron que el hombre tiene padecimientos que demandan un tratamiento en ese lugar y no puede estar alojado en una unidad penitenciaria.

Comentarios