La Provincia
Viernes 02 de Octubre de 2015

Sectores turísticos se oponen al inicio de clases en febrero de 2016

Educación propuso que el año próximo, el ciclo lectivo comience el 29 de febrero. Afirmaron que perjudicará el último tramo de vacaciones  

El ministro de Educación, Alberto Sileoni propuso a sus pares del país que el año próximo las clases comiencen el 29 de febrero y finalicen el 16 de diciembre (Ver más información en página 20). Si bien la fecha aún no fue aprobada, en el sector turístico de la provincia hubo coincidencias en afirmar que traería complicaciones por la merma de visitantes que generará en el último tramo de las vacaciones. Hubo propuestas para extender el comienzo del ciclo lectivo, al menos, una semana más.
Para Sileoni, iniciar las clases el 29 de febrero permitirá cumplir con el calendario educativo anual de 190 días. La propuesta fue realizada en el marco de la Asamblea del Consejo Federal de Educación, y según se pudo conocer, tuvo una buena aceptación de parte de todos los ministros que allí se encontraban.
De todos modos, el calendario educativo deberá votarse en la próxima reunión del Consejo a efectuarse dentro de un mes. UNO quiso comunicarse con Claudia Vallori, titular del Consejo General de Educación de Entre Ríos, pero la presidenta del CGE no pudo atender la consulta.
“Coincidimos con la necesidad de fijar un calendario escolar lo más extenso posible. Este Consejo, oportunamente emitió la Resolución 165 del 2011, referida a organizar calendarios que tiendan a los 190 días de clases”, expresó Sileoni, según consignó Telam. El ministro, afirmó también: “En ese lunes bisiesto –29 de febrero– comenzaríamos las clases, que concluirían el 16 de diciembre”.
Este año en Entre Ríos, el calendario escolar inició de manera oficial el 2 de marzo y la fecha fue aprobada en octubre de 2014: el objetivo fue alcanzar 188 días con los alumnos en las aulas. Frente a la propuesta de Sileoni, sectores públicos y privados del turismo provincial coincidieron en que esa fecha sería un problema y las opiniones tienen varias explicaciones y fundamentos.
La última semana
Graciela Racedo es la secretaria de Turismo de Federación y dijo que son dos los temas que preocupan para 2016: el inicio de las clases y la política de feriados.
“Con respecto al inicio de las clases sobre finales de febrero, cortaría la última semana de vacaciones de ese mes”, dijo a UNO. Sostuvo que días antes de que comience el ciclo lectivo, todos los años hay una merma en la cantidad de visitantes en las ciudades de la provincia porque las familias empiezan con los preparativos y las compras para que sus hijos vayan a la escuela.
“Lo ideal es que las clases inicien al menos en la primera semana de marzo, el lunes 7, que es la fecha que suele ser”, sostuvo.
Sin embargo aclaró que de mantenerse la propuesta de Sileoni, solo afectaría la última semana de vacaciones que es una de las más tranquilas para el turismo. Asimismo explicó que puede ocurrir se genere una merma en toda la segunda quincena de febrero. “Siempre 10 días antes del comienzo de clases empiezan los preparativos y ni hablar de los docentes del país que ya tienen que estar presentes en sus trabajos. Lo cierto es que esa fecha, la del 29 de febrero, puede llegar a afectar la última parte del período de vacaciones”, reafirmó.
También mencionó que el año próximo caducará el Decreto de Necesidad y Urgencia que distribuyó los feriados del año y que benefició al sector turístico. “Lo que determinó ese Decreto es la política de diferir los feriados para tener fines de semanas largos con fechas puente”, explicó y por eso también hay preocupación.
Como la noticia fue reciente, en Colón no estaban al tanto de la fecha propuesta para el inicio de clases y lo mismo en Victoria. Pero en Gualeguaychú, el secretario de Turismo Fabián Godoy, dijo a UNO: “Ya el año pasado se había planteado algo parecido para comenzar las clases. Coincido con lo que plantean en otras ciudades de la provincia que opinan que sería bueno que comiencen el primer lunes de marzo, para darle tiempo a la temporada”.
Sostuvo también que iniciar las clases el último día de febrero acortará el final de las vacaciones. “Habría que evaluarlo bien porque limitaría a ciudades como la nuestra que, de continuar así, perderíamos el último fin de semana. Ya con que el inicio de las clases sea el primer lunes de marzo que cae 7, lo más fuerte habría terminado. Sabemos que es el más tranquilo comparado con el resto, pero el viernes 27 tenemos el carnaval, la última noche. Lo ideal sería que se analice bien la fecha del inicio de clases”, reafirmó.
Su par de Concepción del Uruguay, Fernán Galotto, coincidió en algunos aspectos y en otros no. Sostuvo: “Ya a partir de febrero muchos inician las clases porque los estudiantes tienen recuperatorios, rinden materias y se nota que baja la afluencia turística en todas las localidades. Incluso los docentes en febrero ya se reincorporan. Para mi que inicien las clases el 29 de ese mes no tendría tanta influencia, salvo por el último fin de semana en donde podría repercutir”.
Dijo que todo el ritual que significa para una familia el comienzo de clases y el gasto que genera hace que merme la cantidad de turistas todos los años. “Sin lugar a dudas esa fecha puede perjudicar, pero no en un alto porcentaje. Las principales fiestas que nosotros tenemos como la de la playa son durante enero. En lo particular no nos perjudicaría tanto, puede ser que toque algún fin de semana de carnaval y el nuestro es muy concurrido por la gente local y asisten los turistas que ya están en la ciudad”, remató.
Una vez conocida la propuesta del inicio de clases, las opiniones del sector turístico se hicieron notar. Saben que no será un verano fácil con los pronósticos climatológicos que anuncian lluvia y crecimiento de los ríos, a lo que se les sumaría ahora el comienzo del ciclo lectivo el último fin de semana. De todos modos, recién en octubre podrá conocerse el calendario escolar aprobado que tendrá la provincia.
Preocupación en hoteleros y gastronómicos
Ester Godoy es la titular de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos de Gualeguaychú y su postura también coincidió con las opiniones de los secretarios de turismo consultados.
Dijo que al momento no contaban con toda la información, pero sobre el inicio de clases el 29 de febrero, destacó: “De ser así no será el mejor escenario que tendremos porque el último fin de semana hay carnaval. Además no vemos un buen pronóstico con todo aquello que se anunció sobre la corriente de El Niño. Por supuesto que a este tema lo vemos con preocupación de todos lados”.
Confirmó que la propuesta de inicio de clases en febrero va a afectar al sector aunque no es tan fácil, al momento, determinar cuánto. “Esperamos que se pueda correr las clases porque el carnaval ya está instalado. Ojalá se pueda modificar”, dijo.
También contó que por lo general diciembre, enero y febrero son los mese en donde aquellos que trabajan en hotelería, alojamientos y gastronomía ponen en orden todo el año y se preparan para los meses que siguen.

“Estamos preocupados porque no creo que podamos hacer grandes cambios y nosotros a esos meses de enero y febrero los trabajamos completos. Si se adelantan las clases tendríamos dos semanas donde la gente ya viaja menos, no se queda por tanto tiempo o viene un día o dos para el carnaval y luego se va. Nos quedaría febrero por la mitad y encima es un mes corto”, explicó.
En su opinión, si termina de aprobarse esa fecha del 29 de febrero para inicio de las clases, quizás sea necesario comenzar la temporada de verano en noviembre y así tratar de lograr balancear un poco las posibles pérdidas que tendrán sobre el final.
Las vacaciones, para el sector, permiten acomodar el año y arrancar de cero. “Hace años, terminaba la temporada y arreglábamos la casa o la estructura del negocio, ahora no pasa nada de eso. Es arreglar todo lo que quedó pendiente y empezar de nuevo”, destacó. 

Comentarios