Ovacion
Domingo 17 de Enero de 2016

Sebastián Bértoli quiere "elaborar proyectos que le lleguen a la gente"

El arquero, que ya se ganó un lugar en la historia grande de Patronato, sueña con salir campeón en Primera División: "Sería bastante loco, pero en el fútbol se puede dar", advirtió en la nota de la Selfie.  

Sebastián Bértoli nació en Paraná el 16 de octubre de 1977. Comenzó su carrera como futbolista en Universitario de Paraná y jugó al básquetbol en Estudiantes. En 1993 jugó en inferiores de Newell’s y en 1995 atajó en Racing. En el 96 volvió a la U y en 1997 jugó en Unión de Crespo el Argentino B. En 1998 repitió el torneo con Don Bosco y en 1999 llegó a Universitario de Libertador San Martín donde se consagró dos veces campeón. En 2001 jugó en Atlético Paraná y logró dos títulos locales y desde 2003 después de un paso fugaz por Germinal de Rawson y Paraná se incorporó a Patronato. A partir de allí su carrera iba a dar un gran salto hasta llegar a Primera. Logró el ascenso al Torneo Argentino A en 2008, a la Primera B Nacional en 2010 y a Primera División en 2014. Le atajó un penal al Chori Domínguez sobre la hora cuando Patronato le ganó a River en la B Nacional y atajó el último penal ante Santamarina de Tandil en el ascenso a la máxima categoría. Es concejal electo de la ciudad de Paraná y hoy se prepara para jugar en el máximo nivel. 
       
—¿De qué equipo sos hincha? 
—Simpatizante de River, no hincha. 
—¿Un equipo que integraste?
—El último, el que ascendió a Primera División. No solo fue un gran grupo humano, sino que nos bancamos una presión importante y los números nos definieron como un gran equipo en el año. 
—¿Un triunfo?
—Contra Cipolletti en el Torneo Argentino A, gol de Jara en el último minuto. Fue el partido determinante para llegar al profesionalismo.  
—¿Un jugador con el que compartiste vestuario?
—Del pasado, Damián Felizia. Fue un compañero que me marcó mucho, él empezó a rezar antes de cada partido por 2007 y a partir de ahí se hizo un hábito y no paramos más. Fue el que trajo ese mensaje y nos fue bien. Y en la actualidad el Negro Andrade.   
—¿Un técnico?
—Iván Delfino. 
—¿Un dirigente?
—El Bicho Gómez, porque con su política dirigencial llevó al club a la Primera y es el que más ganó en la historia del club. 
—¿Una cancha?
—La de Central. Es la cancha donde más cerca se siente la gente y hermosa para jugar. 
—¿Recordás cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?
—Mi primer sueldo fue en Unión de Crespo, un viático. Cobrábamos por partido jugado y no recuerdo en qué lo gasté.  
—¿Un Mundial de fútbol?
—El de Brasil 2014 porque tuve la suerte de poder ir y vivir de cerca lo que es un Mundial. Vi los tres partidos de la primera fase de Argentina. 
—¿Un ídolo?
—Ídolo no tengo, pero admiraba en mi puesto a Peter Schmeichel, un arquero danés que atajó en Manchester. Un gran arquero y físicamente es muy parecido a mí, así que intenté imitarlo en mi adolescencia.    
—¿Cuál fue el gol que más gritaste?
—El de Diego Jara contra Cipolletti. 
—¿Cuál es tu top five de deportistas argentinos?
—Messi, Ginóbili, Maradona, Monzón y Traverso. 
—¿Y tres del mundo?
—Usain Bolt, Roger Federer y Tiger Woods.  
POPURRÍ
—¿Qué es lo que mejor te sale?
—Atajar, ja. Y cuidar de mi familia. Nos complementamos bien con mi señora para cuidar a los chicos y atenderlos. Es una cosa que me esmero en hacer bien. 
—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?
—Estar con mi familia o pescar. Aprovecho porque son muy pocos los momentos libres y de poca coincidencia con el resto de la gente. Es como que vamos a contramano. En esos momentos me gusta pescar, voy poco, pero encuentro mucha paz. 
—¿Un lugar de pesca?
—Generalmente vamos a la zona de Alvear y en Helvecia fue donde más saqué. 
—¿La mayor pieza?
—Un surubí, un cachorrito.  
—¿A qué cosas le tenés miedo?
—Miedo a nada, respeto a la muerte y me cuido de algunas cuestiones que te acercan a eso. 
—¿Ejemplo?
—No abrir la heladera con los pies descalzos, ja. Es algo que me inculcaron desde chico.  
—¿Qué cosas te sacan?
—Los comentarios mal intencionados en cualquier momento. La gente que tiene malas intenciones me pone mal, me transforma. 
—¿Qué cosas te hacen reír?
—Mis hijos y el día a día del vestuario. Las travesuras de los chicos son inigualables. 
—¿Cuál fue tu peor compra?
—Un celular malísimo. Lo compré por Internet y nunca arrancó. 
—¿Cocinás?
—Sí. 
—¿Qué hacés?
—De todo, por supuesto que las comidas de las familias modernas que tenemos poco tiempo. No hago las comidas que hacían las abuelas, pero en una época me tocaba hacerlo todos los mediodías.    
—¿Una comida favorita?
—El matambre a la pizza con ensalada de rúcula y queso parmesano. 
—¿Una bebida?
—Un buen tinto malbec. 
—¿Un postre?
—Queso y dulce de batata.  
—¿Un dibujo animado?
—Los Thundercats y el Chavo. 
—¿Un superhéroe?
—Leono. 
—¿Qué música escuchás?
—De todo. Me gusta mucho y es muy variado. 
—¿Una banda?
—U2. 
—¿Una canción?
—Only Time de Enya es una canción que me trae mucha paz. 
—¿Una película?
—Gladiador por el mensaje. Para un deportista es un fiel reflejo de nunca bajar los brazos e ir por un objetivo. 
—¿Un viaje?
—Cancún con mi familia. 
—¿Una ciudad?
—Río de Janeiro. 
—¿Un lugar para vivir?
—Paraná, no la cambio por nada.  
—¿Qué lugar te gustaría conocer?
—Atenas, Grecia. He leído bastante y me gustaría conocer. 
—¿Qué cosas te seducen?
—Una buena cena y la voz calma. 
—¿Una mujer?
—Mi esposa y mi madre. 
—¿Cuál es contacto más groso del celular?
—Gabriel Heinze. Es un contacto muy groso por lo que significó para el fútbol de la provincia y por todo lo que ganó a nivel mundial. Jugador de Selección y ganó en todos lados.  
—¿De quién te gustaría tener el número de teléfono?
—Es un poco loco, pero me gustaría tener el teléfono de Denzel Washington, un actor que admiro muchísimo. Me he visto todas sus películas y me gustaría felicitarlo, nada más. 
—¿Ahora que sos famoso capaz que lee la nota?
—Ja ja y me agrega al Facebook. 
BONUS TRACK 
—¿Qué desafío tenés en la política?
—Hacer una buena gestión. Inicié esta posibilidad de trabajar en política con mucho compromiso y con el objetivo de hacer una buena gestión. Poder elaborar proyectos que le lleguen a la gente y ese es un desafío de base. Después el tiempo me irá marcando.
—¿La Intendencia o salir campeón en Primera?
—Salir campeón en Primera, sin dudas. Soy deportista, el fútbol es mi vida y amo al club. Sería bastante loco, pero en el fútbol se puede dar. No hay que despegar nunca los pies de la tierra, pero es fútbol y se puede dar.

Comentarios