Rugby
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Se rompieron el alma y alcanzaron un sueño

Vendieron mandarinas y alfajores para llegar a Punta del Este. Fueron y terminaron subcampeonas de Oro.

Con esfuerzo, humildad y dedicación, a la larga o a la corta, las satisfacciones llegan y se disfrutan el doble. Y algo de ello le sucedió al equipo femenino de rugby de Echagüe, que se rompió el alma para viajar a Punta de Este y lo lograron. Y lo lograron con creces, porque no solamente viajaron sino que además alcanzaron una destacada actuación perdiendo la final de la Copa de Oro del Torneo Internacional de Rugby 5. Las Clementinas, como se las conoce, pasaron ayer por UNO para repasar semejante experiencia.

EL MÁNAGER. "Llegar a viajar fue un esfuerzo muy grande de parte de las chicas y todos los colaboradores que tenemos. Y llegar a alcanzar el puesto que lograron fue un mérito exclusivo de las chicas y sus entrenadores. No podemos dejar de agradecer a toda la gente que nos ayudó", comentó Mariano Martínez, mánager del plantel y continuó con su relato: "Fue una gran experiencia porque muchas de las chicas que viajaron, y hasta me incluyo, pensaban que podían conocer algún día Punta del Este. Desde lo social fue algo impresionante y desde lo deportivo fue un logro que nunca pensábamos que íbamos a tener".

Está claro que este tipo de acciones incentivan para seguir trabajando y mejorando. "No tenemos que bajar los brazos ahora, tenemos que seguir entrenando más porque se nos vienen otros torneos al nivel de este, además del campeonato local"

LA CAPITANA. Camila Cárpena es la capitana de Las Clementinas. Es la voz cantante, es la que lleva adelante el grupo, por su personalidad, tal cual son los capitanes. Ella, como sus compañeras solo sienten orgullo por la cosecha en suelo uruguayo. "Estamos emocionadas porque fue un logro tremendo ya que llegamos hasta acá con nuestra familia, porque esto es más que un equipo, esto es una familia enorme donde estamos todos unidos. Llegar ahí con mis hermanas, es enorme para nosotras".

El plantel paranaense terminó ocupando el segundo lugar de la Copa de Oro, una gran producción. "Fuimos subcampeonas de la Copa de Oro y en la final de la Copa de Plata goleamos porque fue 15-0. La verdad que el nivel fue más grande del que nosotras conocemos. Nosotros siempre jugamos a nivel provincial y acá es más básico, más tranquilo. Allá nos encontramos con un nivel más amplio. Los rivales tenían más conocimientos de lo que es el rugby y eran más grandes físicamente. Tenían más conocimiento".

Desde mandarinas hasta alfajores y pasando por empanadas. Se vendió de todo para poder llegar y se llegó. "Vendimos de todo. Fue mucho trabajo. Empezamos con las mandarinas y después arrancamos con los alfajores. Fuimos buscando fondos y sosteniendo lo que íbamos ahorrando. Fuimos invirtiendo para llegar a esto para poder decir que sí a estas invitaciones. Con lo que juntamos en invierno con las mandarinas nos fuimos a Punta del Este a disfrutar. Punta del Este es una experiencia más, pero a la vez un viaje que nos unió eternamente".

El viaje no fue fácil. Un gendarme les quiso cobrar un impuesto al colectivo oficial de la provincia. Algo que no está permitido. "Fue un viaje de 27 horas porque hubo algunos inconvenientes. Quedamos 14 horas paradas en la aduana de Gualeguaychú, otras horas más en la Aduana uruguaya más cinco horas de viaje normal. Fue un viaje extenso, nos vimos las caras y nos aguantamos los estados de ánimo, el hambre el frío y el cansancio. Fue único saber que todos estuvimos al pie de la letra".

EL DT. Sergio Daniel Ayala es uno de los entrenadores del plantel. Él también plasmó sus sensaciones: "Estoy muy contento porque se trabajó mucho. La verdad que no se paró nunca ya que hicimos pos y pretemporada. No paramos en todo el año y le metimos mucho esfuerzo. Con las chicas queremos seguir subiendo de nivel y acá están los frutos que se ven cuando se entrena todos los días. Van al gimnasio y hacemos campo. Es un equipo aplicado. No le damos chances a que puedan descansar o regular un poco".


Comentarios