Pais
Domingo 25 de Octubre de 2015

Se realiza la octava elección presidencial desde el regreso de la democracia

La elección presidencial de este domingo, en la que se definirá al sucesor de Cristina Fernández de Kirchner en el sillón de Rivadavia para los próximos cuatro años, será el octavo comicio para elegir presidente de la nación desde la recuperación de la democracia en 1983.

Será la elección con menor cantidad de fórmulas presidenciales que se presentan desde el retorno de la democracia, ya que sólo seis son los binomios que pasaron la prueba de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del pasado mes de agosto.

La jornada del 30 de octubre de 1983 marcó el regreso de los argentinos a las urnas, después de siete años de dictadura y gobierno militar. Ese día, unos 18 millones de ciudadanos concurrieron a votar para elegir, entre 12 fórmulas, al primer presidente constitucional de un período que ya cumplió 32 años de democracia ininterrumpida.

La fórmula de la Unión Cívica Radical (UCR), integrada por Raúl Alfonsín y Víctor Fernández, obtuvo el 51,75 por ciento de los votos, seguido por el binomio del Partido Justicialista (PJ), que conformaban Italo Luder y Deolindo Bittel, que cosechó el 40,16 por ciento.

Tras 5 años y medio de gobierno radical, y con un convulsionado final de mandato con hiperinflación y saqueos a supermercados, Alfonsín debió adelantar el traspaso del mando y casi 20 millones de argentinos volvieron a concurrir a las urnas para elegir presidente el 14 de mayo de 1989.

La oferta electoral alcanzó esa vez las 10 fórmulas presidenciales y resultó ganador el binomio que postuló la alianza Frente Justicialista de Unidad Popular, que integraban Carlos Menem y Eduardo Duhalde, con el 47,49 por ciento de los sufragios, seguido por la fórmula que presentó la UCR, que conformaban Eduardo Angeloz y Juan Manuel Casella.

Reforma constitucional mediante, que habilitó la reelección presidencial, el 14 de mayo de 1995 compitieron en elecciones 14 fórmulas presidenciales, de entre las cuales Menem fue reelecto para un segundo mandato presidencial, acompañado esa vez en la fórmula por Carlos Ruckauf.

El binomio Menem-Ruckauf logró el 49,94, seguido por la fórmula que presentó el Frente Grande en alianza con otros partidos, que integraron José Octavio Bordón y Carlos 'Chacho' Álvarez, y que cosechó el 29,30 por ciento de los votos.

Al asumir en julio de ese año, Menem se convirtió en el segundo presidente que se sucedía a si mismo; el primero había sido el general Juan Domingo Perón.

Tras la década menemista, el 24 de octubre de 1999, poco más de 24 millones de argentinos protagonizaron la cuarta elección nacional desde el retorno de la democracia, con una oferta electoral de 10 fórmulas presidenciales.

La alianza que conformaron el radicalismo y el Frente Grande -junto a otras fuerzas- presentó la fórmula integrada por Fernando de la Rúa y Carlos Álvarez que se impuso en los comicios con el 48,37 por ciento de los votos, seguida por el binomio del justicialismo, que postuló a Eduardo Duhalde y Ramón 'Palito' Ortega, con el 38,28 por ciento de los sufragios.

Tras 740 días de gobierno, apenas cumplidos los dos años de mandato, De la Rúa renunció a la presidencia de la Nación y abandonó la Casa de Gobierno en helicóptero el 21 de diciembre del 2001.

En medio de la peor crisis desde el retorno de la democracia, Argentina tuvo entonces cinco presidentes en 10 días: a De la Rúa le sucedió Ramón Puerta, que ocupaba el primer lugar en la línea de sucesión.

Tras un acuerdo político entre los gobernadores justicialistas, llegó el turno de Adolfo Rodríguez Saá quien finalmente renunció y fue sucedido por Eduardo Camaño, que ocupaba la presidencia de la Cámara de Diputados.

Finalmente, el 1 de enero de 2002, la asamblea legislativa eligió presidente a Eduardo Duhalde, para completar el mandato de De la Rúa y convocar a nuevos comicios.

El 27 de abril de 2003, poco más de 25 millones de argentinos concurren -en primera vuelta- a elecciones para elegir el nuevo jefe de Estado entre 18 fórmulas presidenciales.

La fórmula del justicialismo, Carlos Menem-Juan Carlos Romero, obtuvo solamente el 24,15 por ciento de los votos y -tras desistir de participar en una segunda vuelta- quedó consagrado automáticamente como nuevo presidente el candidato del Frente para la Victoria, Néstor Kirchner, acompañado en la fórmula por Daniel Scioli, que había obtenido el 22,25 por ciento de los sufragios.

En las elecciones del 28 de octubre de 2007, se presentaron un total de 14 fórmulas, de entre las cuales se impuso como ganadora la conformada por Cristina Fernández de Kirchner y Julio Cobos, con el 45,28 por ciento de los votos, seguida por Elisa Carrió y Rubén Giustiniani con el 23,05 del total de los sufragios.

De esta manera, Cristina Fernández de Kirchner se convirtió en la primera mujer argentina en ser electa presidenta por el voto directo.

Tras la muerte de Néstor Kirchner en 2010, la presidenta Fernández de Kirchner se presentó a la reelección en las elecciones celebradas el 23 de octubre de 2011 y triunfa con el 54,11 por ciento, acompañada en la fórmula por Amado Boudou.

Con un total de 7 fórmulas presentadas, en segundo lugar quedó la integrada por el socialista Hermes Binner y Norma Morandini con el 16,81 por ciento de los votos.

Fuente: Télam 

Comentarios