Pais
Lunes 25 de Enero de 2016

Se negó a pagar al cuidacoches y le dieron una trompada que le fracturó la mandíbula

El hecho, ocurrido en la madrugada del sábado 16 de enero, quedó registrado por las cámaras de seguridad del municipio de San Martín, donde se ve cuando un hombre golpea en la cara al joven.

Un joven de 26 años sufrió doble fractura de mandíbula como consecuencia de una trompada que le  pegó un “trapito” al que no le quiso pagar para que le cuidara su  auto, en una zona de boliches del partido bonaerense de San Martín. La víctima fue identificada como Leonel Biasutti, quien el jueves próximo será operado (le colocarán dos placas de titanio) y  “después tiene 40 días en los que deberá mantener la boca cerrada”,  indicó su padre, Daniel.

El hecho, ocurrido en la madrugada del sábado 16 de enero, quedó registrado por las cámaras de seguridad del municipio de San  Martín, donde se ve el momento en el que un hombre le da una  trompada en la cara al joven, de manera sorpresiva. Según denunció el padre del joven, todo comenzó cuando Biasutti no quiso pagarle a una “trapito” luego de estacionar su auto en  la esquina de Ayacucho y Tres de Febrero. La mujer les avisó a tres hombres sobre lo sucedido, tras lo cual se produjo una discusión con el automovilista.

“La señora es la que recauda y el tipo (que agredió al joven) es el que se lleva la plata”, indicó el padre de Leonel, quien fue  atendido en el Hospital Bocalandro y luego en el Castex, tras lo  cual ahora permanece en la casa de sus abuelos. “El está mejor”, aunque tiene para “40 días de recuperación” y “con la caída le dieron entre cuatro y cinco puntos” de sutura,  señaló el padre.

El hombre recordó que su hijo “él ya hacía cinco años había tenido un traumatismo muy importante y no tenía que golpearse”, por  lo que temieron sobre una posible lesión, aunque “por suerte no  agravó la situación de lo que ya tenía”.

Según declaró, Leonel le contó que “en ningún momento” pensó que el atacante le “iba a tirar una  trompada tan cobardemente”, ya que “no estaba siquiera hablando” con  él. La víctima vive en Villa Ballester, partido de San Martín, y había salido esa noche con amigos después de "mucho tiempo, porque  está en pareja", añadió su padre.

 

Comentarios