La Provincia
Miércoles 21 de Diciembre de 2016

Se multiplican los problemas en los barrios de Colonia Avellaneda

Dellizzotti reclamó ayuda a la Provincia para resolver falencias en las casas del IAPV y expuso el drama de la explosión demográfica

El intendente de Colonia Avellaneda, Edgardo Dellizzotti, afirma que en la actualidad son unas 12.000 personas las que residen en esta localidad del Gran Paraná. En menos de una década la explosión demográfica cambió rotundamente la realidad urbana de lo que era un pequeño poblado que apenas superaba los 3.000 habitantes. El fenómeno se dio sobre todo de la mano de los planes habitacionales ejecutados por el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), con la inauguración hace seis años atrás de un barrio de 200 viviendas y otro de 400. El año pasado fueron 600 más y hay otras 250 que están en construcción.

Sin embargo, las obras que multiplicaron en poco tiempo la cantidad de pobladores de Colonia Avellaneda no fueron acompañadas por un programa de desarrollo urbanístico, que hoy evidencia serios problemas.

El domingo Dellizzotti publicó en UNO una carta abierta al gobernador, Gustavo Bordet, exponiendo una extensa lista de inconvenientes por los que atraviesa la localidad y reiterando la solicitud de una ayuda para poder brindar soluciones a gran parte de los mismos. Según comentó el intendente, hasta ayer no tuvo ninguna respuesta.

"Tenemos inconvenientes estructurales en las casas con las cloacas. Las viviendas son del IAPV, que debía fiscalizarlas antes de entregarlas. El problema es que la cámara de inspección es para cloacas nada más, y cuando hicieron las casas conectaron las cloacas y los desagües pluviales. Eso trajo consecuencias y en la seccional Oeste del IAPV le decían a la gente que el responsable era el municipio, y no es así. Hicimos un relevamiento con Hidráulica, que dictaminó que la responsabilidad es del IAPV", explicó a UNO, en referencia a las principales falencias que afectan a quienes viven en el lugar.

Asimismo, aseguró: "Las últimas 600 viviendas se inauguraron y no se terminó todavía con la obra. Falta el asfaltado, lo que son detalles edilicios, la iluminación. Hay muchas falencias este año con el IAPV en ese sentido, porque estas 600 viviendas se habilitaron sin terminar. Yo le pedí a gritos al entonces gobernador Sergio Urribarri que me mandara por lo menos algún camión para brindar alguno de los servicios, pero nunca llegó nada, ni reconocieron el crecimiento demográfico de la ciudad. Teníamos obras de la Nación, pero no de la Provincia".

En este marco, recordó que la comuna recibe una coparticipación por 3.084 habitantes y esta debe alcanzar para brindar servicios a 12.000. Pero además de los problemas estructurales en las viviendas, los habitantes deben sortear otro tipo de inconvenientes: "Tenemos solamente dos escuelas secundarias, dos primarias, una que cuenta con nivel Inicial. También está la escuela privada Santa Teresa de los Andes, donde funciona el jardín y la Primaria, pero faltan las aulas que le prometió el gobierno provincial en 2013. Todavía no tenemos una capilla ni un club", enumeró Dellizzotti, y agregó: "El cementerio que iba a tener Colonia Avellaneda quedó como agua de borrajas, ya que aún cuando se promulgó al ley para la expropiación del terreno se venció el plazo para pagarla y se cayó. El cementerio nos iba a dar un sentido de pertenencia".

"Uno ve que este año ha habido mucho dinero para la costa del Uruguay . Eso nos lleva a pensar que seguimos siendo discriminados en la costa del Paraná", se quejó el presidente municipal.

También expresó que faltan obras para sanear el arroyo Las Tunas, y aseguró: "La planta de agua está a 500 metros a la salida del arroyo Las Tunas y es gravísima la situación, ya que contamina más que Botnia". Y siguió sumando reclamos: "Habían anunciado que iba a venir agua dulce, pero averigüé en Buenos Aires y es mentira, a la Provincia no le van a dar un solo peso para eso. El intendente de Paraná, Sergio Varisco, tiene la mejor buena voluntad, pero a la obra la tiene que hacer la Provincia para proveer a San Benito y a Colonia Avellaneda. No hay que mentirle a la gente, hay que decir la verdad".
Dellizzotti aseguró que el gobernador Gustavo Bordet había prometido ayuda durante la última reunión que mantuvieron, hace seis meses: "Me aseguró que me iba a dar una mano, pero no me sirve que me digan que me van a ayudar y después eso no ocurra. El único que me llamó hasta ahora fue el vicegobernador Adán Bahl para interiorizarse de la situación", concluyó.


***
Preocupan el asfalto, la salud y la seguridad


Edgardo Dellizzotti, quien está transitando su segundo mandato en la Municipalidad de Colonia Avellaneda, recordó que al iniciar las obras de los barrios que hoy contemplan 1.200 viviendas "se había hecho el compromiso de un desarrollo urbanístico": "Nosotros habíamos hecho el plan definiendo qué es la urbanización y cómo tenía que quedar urbanizada la localidad, por eso los barrios están juntos: para poder brindar un mejor servicio. Lo que pasa es que la Provincia y el IAPV no cumplieron y fallaron en el compromiso de hacer un centro de salud, que lo hizo el municipio; lo mismo ocurrió con la comisaría, con el Salón de Usos Múltiples". A su vez, sostuvo: "No había pluviales y fue desde el municipio que lo gestionamos a la Nación y se hicieron, el pavimento no estaba previsto tampoco, sino que lo proyectamos nosotros junto con Julio César Aldaz cuando estaba al frente del IAPV, con quien sacamos adelante la obra de tres escuelas, la parte pluvial y lo que es la trama vial".

"Tenemos 700 puestos de trabajo en nuestra zona fabril, pudimos hacer un club de abuelos, una sala de velatorios, porque hay que dignificar la muerte, hemos concretado la etapa de cloacas que nunca ha hecho la Provincia, y todo con recursos propios. Hicimos poner dos cajeros y aunque es caro mantener un agente financiero y es tan mala la atención, no tenemos respuesta para que pongan una entidad crediticia. Solo se trata de planificar un poco y no logramos que nos den una solución", reprochó el intendente.

Por último, destacó que entre las cuestiones más urgentes que deben atenderse están la reparación de la trama vial, que se deterioró notoriamente por el paso del transporte urbano de pasajeros, que no estaba contemplado en sus orígenes, y que además se ve afectada por el suelo arcilloso del lugar. "Todo lo que es asfaltado y mejoras se está haciendo con recursos propios del municipio", dijo el mandatario.

"También tenemos expectativas de que el centro de salud funcione como un pequeño hospital y hacer prevención, ya que la gente que trabaja ahí hace lo que puede con lo que tiene. Y el tema de seguridad es otra cosa que nos está preocupando y es algo que hay que reforzar, ya que nuestra comisaría va hasta La Picada y es mucha la jurisdicción que tiene para tan poco personal y tanto ejido que hay", concluyó.

Comentarios