La Provincia
Martes 29 de Marzo de 2016

Se hará en breve el juicio al "Jardinero K" en la provincia

Ricardo Fabián Barreiro está acusado de ocultar su condición de funcionario al participar de una licitación. Su defensor, Barrandeguy, dijo que es poco sensata la imputación hecha por el juez Franchi

La Justicia entrerriana le fijará fecha en breve al juicio contra el Jardinero K. Así denominaron algunos medios de cobertura nacional al empresario santacruceño Ricardo Fabián Barreiro. Por tratarse de una causa iniciada antes de la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal de la provincia (en setiembre de 2014) se  definió, por sorteo, que sea el juez Correccional Nº 1 de Paraná, Pablo Vírgala, quien juzgue la cuestión.

Barreiro está procesado por el supuesto delito de falsificación ideológica de documento público, que tiene una pena de 1 a 6 años de prisión.

Ayer el abogado defensor del Jardinero, Raúl Barrandeguy, explicó algunos detalles de la causa. Señaló que la cuestión se inicia porque Barreiro “puso un tilde en un formulario cuando se estaba inscribiendo en el Registro de Proveedores del Estado provincial. El formulario da para tildar sí o no ante la pregunta de si ha sido o es funcionario público provincial, y puso que no. Y resulta que, sin conocimiento de él, se había dictado un decreto que lo designaba funcionario ad honoren. Nunca cobró un peso del presupuesto público, ni por sueldo, ni por viáticos ni por nada”, destacó Barrandeguy. “Esto está plenamente acreditado en el expediente”, agregó.

El eje del debate, explicó el letrado a FM Litoral es si sabía Barreiro que había sido designado funcionario ad honoren y, si se puede considerar su conducta incursa en el delito de falsedad ideológica del instrumento público, que requiere de la posibilidad de causar perjuicio. “Me parece que va a tener inconvenientes para demostrar el Ministerio Público para argumentar que la posibilidad de causar perjuicio se encuentra presente en el hecho”, señaló.

“Podrá ser una conducta reprochable, pero no es un daño”, indicó el abogado ante la posibilidad que siendo funcionario público, el acusado participara de una licitación. 

“En la lógica que preside el funcionamiento de cualquier administración pública este tipo de cuestiones suceden a cada momento. ¿Por qué no venís y nos das una mano?, y este tipo de cuestiones. En realidad, Barreiro tiene  un montón de contactos en el mundo del espectáculo y de los festivales que los puso al servicio de su amigo  Sebastián Lorenzo sin ninguna clase de interés patrimonial”, precisó.

Luego contó que a Barreiro “le quedaron unos micros muy modernos con los que trasladaba turistas desde Río Gallegos hasta El Calafate” ya que luego de la apertura del aeropuerto en la última localidad, tuvo menor demanda su servicio. Y por eso, participó de la licitación para trasladar estudiantes entrerrianos a Tecnópolis, utilizando esos colectivos. “Con el precio solamente pagaba la amortización de los vehículos”, agregó, aunque no pudo explicar para qué designaron a Barreriro como funcionario.

Luego Barrandeguy dijo que el Jardinero no había sido notificado de su nombramiento. “El juez (Humberto) Franchi le imputa no haber leído el Boletín Oficial. Realmente es de poca sensantez la imputación”, dijo y agregó que su cliente fue procesado por la mala fama que le hicieron los medios. En el juicio oral podrán ver todos cómo es la situación.

Barreriro fue denunciado por el abogado paranaense Guillermo Mulet, luego que se conociera la situación por los medios periodísticos.

Comentarios