La Provincia
Lunes 06 de Abril de 2015

Se extravió expediente sobre tenencia de islas de Victoria

El documento acredita la donación de un filántropo a favor del municipio de Rosario. Son más de 2.200 hectáreas usurpadas por un empresario ganadero

Un sospechoso extravío de documentación en la Justicia vuelve a abrir interrogantes en torno de la propiedad de la isla El Charigüé, ubicada en territorio entrerriano, de un filántropo rosarino que cedió   su posesión al municipio de Rosario, pero que permanece usurpada por un empresario ganadero.


La acción de organizaciones ambientalistas y la decisión del gobierno municipal rosarino, que luego de muchos años resolvió tomar posesión del lugar para desarrollar un proyecto turístico sustentable, sufrió un duro revés con la desaparición del expediente judicial en el que consta que esos terrenos son patrimonio público rosarino. A través de Facebook, el grupo ambientalista El Paraná No Se Toca difundió la noticia sobre la faltante de la documentación referida a la sucesión de 2.204 hectáreas de islas a favor de la Municipalidad de Rosario, heredadas por testamento por el filántropo Carlos Deliot, en la década del 50. Los papeles “desaparecieron del Juzgado Civil y Comercial Nº 3, a cargo del juez Hernán Gonzalo Carrillo”, reveló la organización.


“El año pasado nos había llegado el rumor de que el empresario, acorralado por la intención de Rosario por recuperar las islas, había hecho desaparecer el expediente. La semana pasada en una reunión con Legales de la Municipalidad nos confirmaron que el expediente se extravió”, publicó la agrupación ambientalista.


Las tierras en cuestión tienen una historia complicada y pese a que fueron donadas en la década del 50, nunca dejaron de estar a nombre del beneficiario, es decir, jamás se escrituraron a nombre del municipio. El expediente por el legado se inició en Rosario y la declaratoria de herederos se inscribió en 1999 en Victoria, que es la jurisdicción a la que pertenecen los lotes. Ese año el entonces intendente Hermes Binner anunció que en el lugar se haría una reserva.


Recién en 2005 se mensuró el predio y en 2006 se inscribió en la Dirección de Catastro victoriense. Sin embargo, parte de esos terrenos también estuvieron afectados por un juicio que, finalmente, se resolvió en 2009 a favor del municipio. Esta acción fue iniciada por un isleño que estaría vinculado con Enzo Mariani, el empresario que hoy explota parte de los terrenos donados. En 2013 el municipio pidió la intervención de los Tribunales de Victoria para tomar posesión de esas tierras, pero todo sigue igual desde entonces. “Estas acciones están trabadas porque perdieron los expedientes iniciados en 1999. Es que la Justicia pide las escrituras para basarse. ¿Qué pasó? ¿Quiénes son los responsables?”, indagó la abogada Victoria Dunda, miembro de El Paraná No Se Toca.


“No cualquiera puede hacer desaparecer un expediente de un Juzgado. Por el momento no sabemos si se realizó la denuncia del robo del expediente o si se está investigando, pero apostaríamos sin temor a equivocarnos que no existe denuncia ni investigación. Ganó la impunidad y los buenos contactos con el poder, por el momento nos quedamos sin islas y lo más preocupante, sin justicia”, concluyó El Paraná No Se Toca en su comunicado difundido por Facebook.


En esa misma denuncia hace dos años la Municipalidad hizo una presentación por daño ambiental, por los movimientos de tierra y bloqueo de cursos de agua en beneficio de la actividad ganadera que allí se practica, en desmedro del ecosistema.


El legado Deliot está al norte de la isla El Charigüé y abarca 2.204 hectáreas delimitadas por los ríos Paranacito y Lechiguanas. El lugar es una reserva natural única en la Argentina, donde abundan cientos de especies de aves, mamíferos, peces y reptiles, junto a una asombrosa y variada vegetación, describió La Capital.

 

 

Comentarios