La Provincia
Viernes 27 de Mayo de 2016

Se encuentra en servicio la Estación Transformadora Gran Paraná

El presidente de Enersa recorrió las instalaciones de la estación ubicada en la zona de El Brete.

Con una inversión que supera los 54 millones de dólares, el gobierno provincial construyó la Estación Transformadora Gran Paraná 500/132 kV, que –según se informó– dará seguridad, calidad e independencia en el servicio eléctrico en un horizonte de 20 años a más de 1 millón de usuarios, como así también respuesta a nuevas demandas, tanto industriales como comerciales y residenciales. 
El presidente de Energía de Entre Ríos SA (Enersa), Alfredo Muzachiodi, junto al vicepresidente de la empresa, Sergio Menéndez, recorrió la ET junto a periodistas y explicó que se trata de “una de las obras eléctricas históricamente más importantes que ha desarrollado la provincia de Entre Ríos, fundamental para el oeste de nuestra provincia" y destacó: "La importancia que esta planta tiene para el futuro se avizora en el crecimiento y en la calidad de servicio que podemos brindar desde la provincia en general". 
Precisó que, con esta obra, "se asegura fundamentalmente la calidad y la seguridad en el suministro eléctrico, además de la independencia respecto del suministro que proviene de Santa Fe, especialmente cuando se terminen todas las obras de vinculación de las líneas: dos a fin de año que son las que unen Crespo con la Estación Transformadora Paraná Oeste y en los primeros meses de 2017 la vinculación con la Estación Transformadora Paraná Norte, de Don Bosco y Blas Parera". 
"Entendemos que con esta obra estaremos llevando mayor tranquilidad a nuestros usuarios, además de acompañar el crecimiento de la demanda en todos los sectores de consumo", precisó Muzachiodi.
A su turno, el vicepresidente de Enersa, Sergio Menéndez, sostuvo que "es una obra histórica para la provincia de Entre Ríos porque las últimas de similar importancia fueron construidas hace 37 años atrás, en Salto Grande y Colonia Elía", e informó que "esta obra da a la provincia una serie de beneficios adicionales y de autonomía energética, algo que es sumamente importante resaltar".
En otro orden, precisó que "el impacto ambiental está contemplado en estas obras y es una de las prioridades en las que se trabajó desde antes de su inicio. Esta planta satisface todas las regulaciones ambientales vigentes a nivel municipal, provincial y nacional”. 
Estas obras fueron financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a partir del acuerdo correspondiente firmado con la Provincia, con aval del Gobierno Nacional, y fue designada la empresa Energía de Entre Ríos SA como sub-ejecutora. La inversión fue de 54 millones de dólares, con algunas redeterminaciones. 
Esta obra contempló, además, un Estudio de Impacto Ambiental que estableció la ubicación actual como la más adecuada. Además, cumple con los requisitos técnicos indispensables y con las condiciones reglamentarias que impone el Código Urbano Municipal. 
 

Comentarios