Ovacion
Jueves 20 de Octubre de 2016

Se destacó en torneos pensando en el Nacional

Luciano Aquino alcanzó un primer puesto en Corrientes y hace poco fue segundo en Córdoba. Ahora va por más.

Fue al gimnasio desde que tiene uso de razón. Además es nutricionista y una cosa fue llevando a la otra. Hoy, después de haberse perfeccionado en la materia, llegó a competir en fitness donde desde hace dos años logró cosechar grandes resultados. Pero, más allá de los podios abrazados, la meta final es disfrutar de esta disciplina. Se llama Luciano Aquino, es paranaense, tiene 28 años y ayer en Hércules habló con Ovación.


—¿Hace cuánto hacés esto?
—En realidad empecé el gimnasio desde chico y después con el tiempo uno se va adaptando al entrenamiento y a la dieta. Después te empezás a suplementar y luego te levantás y te acostás pensando en esta actividad que es hermosa. Hace dos años que compito.


—¿Cuándo diste el paso?
—Llegué a este gimnasio donde había un amigo que ya había competido. Así me fui enganchando. Al principio uno piensa que no va a poder y después con el tiempo te das cuenta de que sí podes hacerlo, que es factible competir y que no es algo de otro mundo. Obviamente esto requiere disciplina, entrenamiento, dieta, pero se puede llegar.


—No sólo lo hiciste, sino que además con buenos resultados.
—Logré un primer puesto en Corrientes. Fue un torneo muy lindo y más allá del puesto este es un deporte en el cual es difícil llegar a competir y hacer de manera correcta y no ir a pasar vergüenza. En Corrientes disfruté mucho y hace poco me tocó competir en Córdoba con todos locales y terminé segundo. Estoy muy contento.


—¿Cómo se compite?
—Hay una preparación previa para llegar a ese día que es la frutilla del postre. Hubo un tiempo donde uno hizo dieta, se entrenó y se preparó. Pero ese día es especial. Te levantás, comés un poco de alimentos que no consumiste durante meses. Después en el lugar del torneo te pintás con una pintura especial, tomás agua porque se venía cortando el agua también. También empezás a mirar a tus competidores con los cuales hay rivalidad, pero muy buena onda. Las chicas también se preparan porque van hombres y también mujeres a los torneos. Ese día subís por categoría y una vez que estás en el escenario los hacés todos juntos y luego individual. Hay un jurado, te mostrás y en mi categoría también cuenta mucho la simpatía, cómo posás y miden la calidad muscular que es lo fundamental de este deporte.


—¿Ahora qué te queda?
—Me queda un torneo más que es en Santa Fe. Lo hago por un gusto propio porque quiero que vaya mi familia a verme y mis amigos. Después ya le apunto al Nacional. Todos los torneos fueron pensando en el Nacional. Sin puestas a punto para llegar ahí porque es el lugar donde quiero competir.


—¿Dónde es?
—El Nacional es en Córdoba.


—¿Objetivos?
—Para el Nacional quiero llegar en la mejor condición respecto de los otros torneos en donde estuve.


Comentarios