Policiales
Miércoles 22 de Julio de 2015

Se cumplen cuatro años del homicidio de Jonathan Gorosito

El joven paranaense apareció muerto en una comisaría en Santa Cruz. El juicio a los policías acusados por el homicidio fue suspendido y aún no tiene fecha de inicio.

El 22 de julio de 2011 el joven paranaense Jonathan Gorosito murió en una comisaría de Las Heras, provincia de Santa Cruz. A cuatro años del hecho, que en principio se intentó presentar como un suicidio, la familia reclama la realización de juicio a los policías acusados del asesinato. 
Paola Gorosito, una de las hermanas de Jonathan, dijo a UNO que la exigencia de la familia es que el juicio se inicie cuanto antes y que el tribunal “dicte la pena de prisión perpetua”. 
“Todavía no hay justicia, más allá de que los policías están algunos presos y otros libres. El juicio fue anulado unos días antes del 29 de juio, que era la fecha fijada”, indicó la joven. El inicio del debate “se aplazó porque renunciaron dos abogados de los acusados. Les dieron un plazo de 10 días para conseguir otros defensores, que se suman a la feria judicial”, agregó. 
“Esto nos genera mucha impotencia y dolor, todo junto”, sostuvo la mujer. “Los familiares reclamamos que quienes mataron a palos a Jonathan, paguen. Pedimos perpetua, creemos que es lo que corresponde por cómo le dieron muerte y además porque dejaron a un hijo sin padre”. Jonathan Gorosito era padre de un niño que ahora está próximo a cumplir cinco años. 
Gorosito fue detenido de madrugada por una supuesta contravención. A primera hora de la mañana del 22 de julio de 2011, efectivos de la Policía informaron que el joven se había “suicidado”, ahorcándose en una celda de la Comisaría Primera de Las Heras. Sin embargo, la autopsia y otras pericias confirmaron luego que se trataba de un homicidio. 
Carlos Velázquez, Ismael Salas y Ricardo Alvarado son los policías de Santa Cruz que deberán ser juzgados en la ciudad de Caleta Olivia por “Torturas seguidas de muerte”. Se presume que Salas habría sido quien golpeó violentamente al joven causándole la muerte, teniendo en cuenta que el imputado es cinturón negro de karate. 
Otro de los hermanos de Gorosito, Elías, está desaparecido desde febrero de 2002, luego de haber sido detenido por la Policía en Paraná. Por su caso se condenó a los efectivos Diego Javier Salvador, Lisandro Luis Rodríguez y Jesús Salvador López, a 12 años de prisión. Sin embargo, la familia continúa reclamando información necesaria para dar con los restos de Elías. 
“Los padres y los hermanos seguimos pidiendo por los restos de Elías, para que él descanse en paz. Porque no hay descanso en paz si no hay restos”, remarcó Paola. 
“Quiero pedir a los funcionarios que nos representan, que cuando se nombre el apellido Gorosito, que sea sincero en el sentido de justicia. Muchos dicen que hay justicia y acompañamiento, pero he golpeado puertas y muchos no nos han dado respuestas. También quiero que me digan qué es la democracia, porque teniendo un hermano desaparecido, otro muerto a palos y otro hermano también muerto por la policía hace 18 años, creo que la palabra democracia es demasiado grande para este país”, comentó.

Comentarios