La Provincia
Sábado 18 de Julio de 2015

Se creó la residencia asistida en el hospital Colonia, en Federal

En agosto dos personas en vías de externación harán uso de las instalaciones bajo seguimiento interdisciplinario de un equipo de trabajo de la institución.

La provincia refuncionalizó el hospital Colonia Raúl Camino de Federal, mediante la creación de la residencia asistida. La estrategia es un paso más en la adecuación institucional de hospitales monovalentes, según lo que establece la Ley Nacional de Salud Mental 26.657.

Se trata de un espacio que cuenta con una cocina-comedor, dos habitaciones y un baño, con el propósito de propender y propiciar la restitución de hábitos cotidianos como paso previo para lograr la externación y mejor reinserción social de los usuarios con prolongada internación. Dos personas, en proceso de externación, harán uso de las instalaciones con el seguimiento de un equipo interdisciplinario de la institución en agosto.

“Este proyecto se viene planificando desde el año pasado en referencia a la adecuación a la Ley de Salud Mental”, expresó Silvana Roldán, psicomotricista del hospital e integrante del equipo que participará en la residencia. “El objetivo es trabajar sobre la autonomía y dignificación de los usuarios del hospital, quienes deberán realizar actividades del quehacer cotidiano como limpiar, cocinar: habilidades que por el hecho de haber pasado parte de su vida en una institución con las características del psiquiátrico fueron perdiendo”, explicó la profesional.

Por su parte, el psicólogo y actual director del nosocomio Mauricio Díaz expresó que “este es un dispositivo intermedio, que si bien funciona en el hospital lo que busca es alentar los procesos de externación y reinserción social de los ciudadanos internados en la Colonia”.

“Es el escenario adecuado para la recuperación o adquisición de habilidades sociales. Su objetivo fundamental es promover la integración de las personas con padecimiento de salud mental a su comunidad de origen, familia, trabajo, amigos, como así también evitar recaídas y reinternaciones”, profundizó Díaz.

En cuanto al uso de la residencia, Díaz indicó que “para agosto se prevé que dos usuarios estén haciendo uso de las instalaciones de la residencia, como una primera etapa ya que el espacio está pensado para que convivan cuatro personas”. La experiencia contará “con el seguimiento correspondiente de un equipo interdisciplinario de la institución, que evaluará el proceso en el tiempo”, concluyó.

La creación de la residencia asistida –entre otras tareas– se planificó, a fines de 2014, desde la Dirección de Salud Mental y Adicciones y los equipos territoriales de acompañamiento conformados por profesionales del área y por residentes de cuarto año de la Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental.

 

Trabajo territorial

En 2014 los cuatro hospitales monovalentes de la provincia, con el acompañamiento de la Dirección de Salud Mental y Adicciones, concretaron un plan de adecuación territorial a la Ley Nacional de Salud Mental. En este acuerdo los representantes de cada una de las instituciones planificaron tareas ha realizar teniendo en cuenta la realidad singular en la que se emplaza cada uno, con la dinámica institucional con la que convive cada hospital.

A fin de brindar herramientas para la concreción de cada objetivo, desde la Dirección y en un trabajo conjunto con los profesionales de cuarto año de la Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental (Risam) se han conformado equipos territoriales. Estos equipos desde el año pasado vienen acompañando los procesos de tres de los hospitales monovalentes.

“Esta propuesta cumple la función de ser una instancia de profundización de la formación de los residentes de cuarto año, quienes de esta manera también hacen su devolución trabajando en las instituciones públicas de la provincia, acordes a lineamientos de la Dirección, acompañando la adecuación de los hospitales monovalentes de Rosario del Tala, Diamante y Federal, en lo que respecta al cambio de lógica en las prácticas, desde una perspectiva centrada en los derechos de las personas”, explicó Alicia Alzugaray, directora de Salud Mental y Adicciones de la provincia.

Alzugaray aclaró que “la función de los residentes no es la de ir a atender, sino acompañar en la optimización de los recursos y la refuncionalización de los espacios de cada institución”.

En este sentido, recordó que “el año pasado se trabajó con este objetivo desde la Colonia de Federal, visualizando la importancia de accionar como equipos interdisciplinarios y no como individuos aislados en un consultorio, posibilitando repensar y generar nuevas modalidades de atención que permitan la incorporación de otros actores institucionales”. Por último refirió que actualmente hay un equipo haciendo lo propio en el hospital Colonia de Diamante y otro en el hospital Santa Elena de la ciudad de Santa Elena.

 

 

Comentarios