Policiales
Jueves 12 de Mayo de 2016

Se confirmó que el cuerpo de Gisela López tiene signos de ahorcamiento

Vecinos de la ciudad del Departamento La Paz se movilizaron ayer para reclamar justicia y mayor seguridad. La autopsia indicó que fue asfixiada y aún se investiga si fue abusada sexualmente 

Gisela López, la adolescente que estuvo 18 días desaparecida y el martes  fue encontrada asesinada en Santa Elena, presenta signos de ahorcamiento con un cordón y se investiga si la mataron durante un ataque sexual, informaron fuentes policiales.

Los resultados de la autopsia se conocieron este miércoles a la noche y hay una hipótesis de que fue violada y se basa en que la chica, de 18 años, fue hallada con sus prendas íntimas a la altura de los tobillos. 

El cadáver fue encontrado el martes a la tarde por un joven que recorría a caballo la zona de Santa Elena conocida como El Bajo, a unos 500 metros de la vivienda donde residía Gisela. Ese joven había pasado por ese mismo lugar el lunes y le había llamado la atención un bulto tapado con una bolsa que había entre el pastizal. Por eso, cuando volvió a pasar por el lugar se acercó hasta el sitio y, al correr la bolsa, encontró el cuerpo de la adolescente en posición fetal.

Según las fuentes, la víctima presenta signos de ahorcamiento con el cordón de una de sus zapatillas y la muerte dataría de varios días debido al estado de descomposición del cuerpo. 

Los mismos voceros confirmaron que el lugar donde se halló el cuerpo ya había sido recorrido por los perros rastreadores, familiares y vecinos de la víctima, por lo que se sospecha que no fue detectado debido a que las lluvias de los últimos días anegaron la zona. Sin embargo, tampoco se descarta que el cuerpo haya sido colocado en ese lugar luego del paso de los rastreadores. 

Por su parte, una vecina contó a la Policía que el 22 de abril, cuando desapareció Gisela, vio a la adolescente caminar hacia su casa, seguida unos metros más atrás por un hombre con campera. 

En esa línea investigativa, el fiscal de La Paz, Santiago Alfieri, días después de la desaparición de Gisela dispuso la prisión preventiva de un sospechoso, identificado por la Policía como Gustavo Centurión, de 36 años, por su presunta vinculación con el hecho. De acuerdo a los voceros judiciales, el acusado quedó detenido luego de que uno de los perros rastreadores marcó el domicilio donde vive, en proximidades del barrio Ejército de Paraná, a más de 150 kilómetros del lugar de residencia de la joven. 

Según la investigación, Gisela fue vista con vida por última vez el mencionado día alrededor de las 19, cuando salió de su casa en el barrio 120 viviendas, ubicado cerca del arco del ingreso a Santa Elena, para dirigirse a la Escuela Secundaria de Jóvenes y Adultos (ESJA). En este marco, decenas de vecinos de Santa Elena, quienes ya se habían manifestado para pedir por la aparición de la chica, se autoconvocaron a través de las redes sociales bajo el hashtag #TodosSomosGisela y ayer a la tarde marcharon desde la ESJA en reclamo de justicia. Mientras que el municipio decretó un día de duelo a través del Decreto Nº 113 firmado por el intendente, Silvio Moreyra, y en el que se indicó que la comuna “mantendrá solo sus servicios esenciales, paralizando las demás tareas que hacen al ámbito administrativo del mismo”. “Velaremos al igual que su familia y la comunidad en general para que este hecho se esclarezca y no quede impune”, añadió la disposición municipal. 

El crimen de Gisela López es el cuarto femicidio que se produce en la provincia de Entre Ríos en lo que va del año. El 22 de enero fue encontrado el cuerpo de Gladys Graciela Vázquez, de 47 años, junto al de su marido, Armando Lascano de 44, en una vivienda de Paraná. La autopsia determinó que la mujer habí­a sido ahorcada por su pareja, que luego se suicidó. El segundo femicidio fue el de Marí­a Florencia Mohr, de 21, asesinada a puñaladas en Estación Yeruá, población rural del Departamento Concordia con solo 500 habitantes. Por el caso fue detenida su expareja, Emanuel Zubizarreta, de 31 años, hijo del intendente de esa localidad, Pedro Zubizarreta (FPV). En tanto, el 28 de abril fue hallado el cuerpo de Antonia Eva Rueda, de 62 años, en una casa abandonada de la ciudad de Concordia luego de permanecer varios días desaparecida. Por el hecho está detenido Ramón Nielsen, de 39 años, quien era pareja de la víctima y le había robado una moto, una cámara fotográfica, electrodomésticos, celulares y hasta documentación de transacciones bancarias. Según la presidenta de Red de Alerta, Silvina Calveyra, desde 2007 se contabilizaron 73 femicidios y 14 femicidios vinculados en la provincia, y por eso esa organización impulsa que se reconozca la problemática y se declare la emergencia.

***

Un pueblo que reclamó justicia



Un numeroso grupo de personas, entre familiares, amigos y vecinos organizaron ayer una marcha para reclamar justicia por Gisela López. La movilización comenzó en la plaza principal de la ciudad, donde está ubicada la escuela Secundaria Nº 5 para Jóvenes y Adultos (ESJA) donde concurría la joven y  culminó en el mismo lugar donde desapareció la noche del viernes 22 de abril y el martes 10 fue encontrada sin vida. Allí se escucharon reclamos de mayor seguridad.  La consigna que desplegaron fue: Justicia para Gise.
 

Comentarios