Economía
Jueves 12 de Enero de 2017

Se aplica desde anoche el aumento de 8% a los combustibles

El precio de los combustibles aumentó a las 0 horas de este miércoles un 8%, tras el acuerdo alcanzado entre las empresas petroleras y las refinadoras que permitió trazar un sendero de convergencia de precios del barril del crudo en el mercado internacional y el del denominado barril criollo, que se alcanzará en 2018.


La nafta súper de YPF pasó a $18,44 por litro en la ciudad de Buenos Aires y la Premium a $20,85, valores que se incrementan en distintos puntos del conurbano y más en el interior del país con diferencias de hasta $2 por litro.


Por la política comercial que vienen desarrollando las empresas Axion y Petrobrás, era de esperar que ambas compañías se ubicaran en el mismo nivel de precios que YPF, la líder del mercado con el 57% del total de ventas.


En tanto Shell se ubicara algunos centavos por encima, con la nafta súper en $18,85 por litro y la V-Power (Premium), $21,57 por litro, y el diesel en $17,18 y $19,99, según su calidad.


El acuerdo fue anunciado el martes por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quién señaló que también se acordaron "revisiones trimestrales" y agregó que eso permite "anticipar un nuevo incremento para la primera semana de abril" en el precio de los combustibles.


La discusión de fondo que permitió destrabar un incremento de los combustibles -ya discutido y postergado desde los últimos meses de 2016- fue el acuerdo que suscribieron las refinadoras y productoras de petróleo para converger hacia el precio internacional del denominado "barril criollo".


Luego de casi dos horas de reunión el martes por la tarde en la sede del Ministerio de Energía, y Aranguren precisó que la suba "no es una decisión del Gobierno".


Explicó que "junto a este acuerdo damos certeza y previsibilidad que durante el primer trimestre solamente habrá este aumento del 8%, en la medida en que no haya una escalada de precios internacionales que haga discontinuar lo firmado", aclaró.


Luego, trimestralmente las compañías están habilitadas para trasladar al precio de los combustibles el resultado de la caída del precio del crudo en dólares, la potencial evolución del tipo de cambio en previsión de una devaluación como está prevista en el Presupuesto nacional- y el impacto que tienen los biocombustibles.


Fuente: Télam

Comentarios