Pais
Lunes 06 de Junio de 2016

Santa Fe: se rompe el Frente Progresista, que gobierna la provincia desde 2007

Los radicales anunciaron que irán con Cambiemos en los comicios legislativos del año próximo

El Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), en el gobierno de esta provincia desde 2007, luego de 24 años de administración justicialista, está cerca del final. Para las elecciones legislativas del año próximo, nadie duda que radicales y socialistas -los socios más importantes del frente- comenzarán a separarse.

La afirmación más categórica partió hoy del titular del comité nacional de la Unión Cívica Radical, actual intendente de Santa Fe, José Corral, quien aseguró que el partido que conduce irá a la elección legislativa de 2017 "a acompañar la propuesta del presidente (Mauricio) Macri ", aunque con "su propio perfil y candidatos".

"No habrá Frente Progresista si es que se constituye Cambiemos", insistió Corral.

Por su parte, el presidente de la UCR provincial, Julián Galdeano, acompañó los dichos de Corral: "La UCR irá con Cambiemos a las elecciones a diputado nacional", aseguró, admitiendo que la decisión partidaria ya está tomada.

El escenario político evalúa también el futuro del Frente Progresista Cívico y Social, especialmente de cara a los comicios provinciales de 2019. No son pocos los que creen que la ruptura para las legislativas del año próximo definirán los espacios. Un triunfo de Cambiemos en 2017 podría impulsar a Corral para suceder a Miguel Lifschitz. Los analistas aseguran que ya comenzaron a tejerse alianzas en el interior.

El socialismo, que deslumbró al electorado santafecino cuando en 2007 apareció para derrotar al justificialimo, que venía gobernando la provincia desde la vuelta de la democracia, y que catapultó a Hermes Binner y ex fiscal federal Griselda Tessio, hija del último gobernador radical que tuvo Santa Fe, Aldo Tessio, a la gobernación, dividió las aguas de la alianza. No respalda a Macri y no disimula el enfrentamiento con el radicalismo. El último caso, muy concreto, ocurrió hace horas, cuando el gobernador, Miguel Lifschitz, anunció un plan de reformas para el aeropuerto de Rosario, en el que se invertirán 450 millones de pesos.

"Esperamos que en los próximos días haya un anuncio similar para el aeropuerto de Sauce Viejo. Reclamamos que la provincia se haga cargo no de un sólo aeropuerto, sino del sistema de aeropuertos que tiene Santa Fe y que integra Sauce Viejo", dijo el intendente Corral, sin poder ocultar su malestar con los gobiernos nacional y provincial.

El malestar se sustenta en el estado de abandono en que se encuentra el Aeropuerto de Sauce Viejo, con una pista en mal estado, un deficiente sistema de iluminación y sólo dos vuelos diarios a un único destino: Buenos Aires, que presta Aerolínea Argentina. Hace unos meses se clausuraron los vuelos diarios de la empresa rosarina Sol.

Fuente: La Nación

Comentarios