La Provincia
Viernes 31 de Julio de 2015

Rubito Pagliotto siente que el PRO lo ningunea en la campaña

El abogado habló del manejo del macrismo dentro del frente Cambiemos, del que es precandidato. 

Cuando el candidato macrista a gobernador Alfredo De Ángeli habla del Departamento Paraná menciona al abogado radical Raymundo Kisser como el candidato a senador, sin considerar ni aclarar que si bien el hasenkampense va en la boleta donde están él y Mauricio Macri, no es el único aspirante a esa candidatura.

El otro candidato lo reconoce: “De la misma manera que me manejo en la vida privada y pública, pretendo manejarme en la política. Por eso debo decir que en realidad jamás De Ángeli me va a mencionar ni me va a invitar a una actividad conjunta, pese a que he tenido con él una relación muy buena, que  como abogado representé gratuitamente de los asambleístas de Gualeguaychú cuando pasaron por procesos judiciales federales, y también cuando fueron encausados varios productores agropecuarios de su sector en la Justicia penal provincial. Por eso digo que en el plano personal no tengo ningún problema, pero en el plano político soy absolutamente ninguneado. Dentro de Cambiemos, hay varios sub-Cambiemos. Raymundo Kisser, con quien tengo una muy grande amistad, aparece como el candidato oficial, al menos desde la visión del PRO”, indicó.

El que habla es Rubén Pagliotto: abogado, economista, docente universitario, militante político, radical afiliado al GEN, presidente del Colegio de Abogados de Paraná, exintegrante de la desaparecida Fiscalía de Investigaciones Administrativas, y muchas cosas más. Pagliotto aclara que en su afán de ser sincero dice cosas que son políticamente incorrectas. Por ejemplo, ante el trato desigual respecto de su amigo Kisser. “No quiero tirármela de nada, pero en el Departamento Paraná no necesito de Alfredo De Ángeli y mucho menos de Mauricio Macri”, señala. 

“Yo soy afiliado al partido GEN, y ya en 2011 intenté ser senador por el GEN-FAP con Margarita Stolbizer y Hermes Binner, y mi referencia nacional es Margarita. Ella es mi única candidata. No creo en el shopping de la política; es decir, para algunos la política se asimila a un shopping donde en las góndolas tenés cosas parecidas, pero que no son iguales, y las vas tomando... a mí me parece que uno no puede pegar con 10 o 15 candidatos, pero hay algunos que si pueden pegar con 25 candidatos, pegan con los 25”.

Pagliotto admite: “Tengo un poco de ezquizofrenia, la  propia de los que militamos en política, claro, pero no quiero tener tanta. Me quiero curar en salud. Si estoy con Margarita no puedo estar con Mauricio Macri. No lo demonizo, pero si hubiera querido estar en el PRO me hubiera afiliado al PRO. Nací radical, me fui del radicalismo y anduve boyando en algunas experiencias de centro izquierda, y me afilié al GEN porque creo que es lo que me permite ser más radical, que es lo que no pude lograr en un partido que se fue despedazando”, señaló en declaraciones radiales.

No se desilusiona, pese a que competirá con una boleta de un solo cuerpo. “Sé que no soy de la partida”, dice. “Se juega con reglas muy desiguales (que van) desde un aparato económico infernal con el que no se puede competir, y porque aparte tenemos diferencias muy grandes. Por eso a Margarita la voto en las PASO y la voto en octubre, porque Macri no es mi candidato”, definió. 

Igual reconoció: “Nos une lo de De Ángeli, que tampoco es un PRO puro, sino que aterrizó allí por su pertenencia a la FAA y su rol decisivo en el conflicto del campo. De Ángeli no es un PRO puro como Rogelio Frigerio o Gabriela Michetti; es de esas personas que el PRO toma porque aportan votos”.

Pagliotto sabe que no se estila hablar de este modo a una semana de las elecciones. “Si dijera lo contrario estaría siendo políticamente correcto, pero no me sentiría moralmente tranquilo porque estaría falseando la verdad para no crear una disrupción al interior de Cambiemos, que de hecho existe”. 

Poco affectio societatis

Rubito irá a la elección con una boleta corta. En Paraná, pegando con el precandidato a intendente Martín Gabioud y con foto; en el resto del Departamento, sin pegar y sin foto, por decisión del PRO. “En el PRO le rinden culto a la figura de Mauricio, y por eso decidieron que no lleve foto. Entonces me igualaron, sin foto, en una boleta en la que mi cuerpo va solo, pero tal vez me beneficien dejándome afuera de semejante ensalada”, describió. 

Hace una semana fue noticia en los mentideros políticos paranaenses que el PRO le comunicó al Pollo Gabiuod que no le imprimiría la boleta, pese que el compromiso del macrismo era correr con ese gasto. Lo hicieron a último momento. Se dice que lo decidió Frigerio y lo comunicó la candidata a viceintendenta Josefina Etienot. El candidato aviar debió salir a pedirle prestado a los parientes para pagar su boleta.

“Lo que se dice de Gabioud es cierto, no hay affectio societatis en Cambiemos. No hay ese ánimo de querer compartir, de tener un norte común. Vuelvo a decir algo políticamente incorrecto, pero es lo que me parece: nos unió más el espanto, que un proyecto común. Sino a Martín no le hubieran podido hacer lo que le hicieron, incluso en un momento en que pretendían que no pegara con De Ángeli, lo que es una locura porque es un candidato único”, confió.

“Distinto sería si el extraviado de Atilio Benedetti hubiera mantenido su fórmula, pero cuando decidió irse a su casa le quitó volumen a la discusión. Distinto hubiera sido elegir entre un hombre del PRO, como Alfredo, o un hombre de la UCR como, Benedetti. O incluso el mismo Fabián Rogel, que también declinó su postulación, a quien yo entiendo realmente en su actitud, porque es muy desigual la lucha. Algunos se enojaron con Fabián, pero yo verdaderamente lo entiendo. Si Gabiud tuvo que salir de raje a buscar 50.000 o 60.000 pesos para imprimir parte de su boleta, lo de Rogel en toda la provincia era muy difícil de afrontar. Acá lamentablemente primó la política de los aparatos, y se terminó reproduciendo lo que públicamente se repudia”, indicó Pagliotto. 

“Lo veo cuando viene Macri a Paraná y juega a las escondidas, o selecciona con qué periodistas habla... por favor, si eso es lo que se le critica al kirchnerismo. Derrotamos el lobo o nos parecemos al lobo, yo quiero derrotarlo”, definió finalmente.

Decencia 

“Nuestra campaña es muy concreta: tenemos a la igualdad como horizonte y a la decencia como práctica. Y si no les gusta, lo lamento. No todos podemos gustarnos dentro de este Cambiemos, un Cambiemos más chico de lo que debió ser porque tampoco nunca entendí por qué se despreció a candidatos que representan para mí un piso del 15% o 20%. No sé que tanta diferencia había entre Macri y Sergio Massa, tal vez la diferencia más importante era de tamaño de billetera”, especuló. 

“Yo quiero menos globos amarillos y menos carteles K; y más propuestas que rimen con las necesidades sentidas de la gente... que ve cómo se enriquecen los dirigentes que han dejado de ver a la política como vocación de servicio y la ven como una salida laboral o como una posibilidad de hacer negociados. Hay que sacar diablillos, en todos lados se cuecen habas”, indicó.

 

Comentarios