La Provincia
Lunes 08 de Junio de 2015

Robo de identidad: más delitos on line y en telefonía celular

Proteger los datos personales es fundamental. ¿Cuáles son las modalidades más frecuentes hoy?

Desde que nace, existe la obligación de que una persona sea inscripta en el Registro del Estado Civil y Capacidades de las Personas. Desde entonces, se le confiere un identidad que la acompañará de por vida y la transforma en un ser único e irrepetible. O casi. Porque existen casos de suplantación de identidad para perpetrar fraudes o ilícitos que generar diversos problemas a quien resulta víctima de este hecho.

En muchos casos, el damnificado advierte la situación cuando ya se le causó un perjuicio económico y debe emprender un sinuoso proceso para probar que no es responsable de algún hecho que se le atribuye.

Uno de los más habituales es la adquisición de líneas telefónicas de celulares. “Se han dado varios casos de usuarios que han querido sacar otra línea y se encontraron que ya tienen cinco a su nombre, que jamás solicitaron. O advierten esta situación porque los llaman para cobrarles algún deuda de una factura impaga”, contó a UNO Zulma Cabrera, titular de Defensa al Consumidor de Paraná. 

En este marco, señaló: “Esto ocurre porque los chip se venden en estaciones de servicio u otros espacios que no pertenecen a los agentes oficiales de la compañías de teléfono. Entonces puede ir cualquiera a comprarlos, sin tener que acreditar su identidad”.

En esos casos, aconsejó consultar a la compañía de celulares y pedir que se proceda a dar baja las líneas que solicitó otra persona usurpando un nombre. Si no se logran respuestas, indicó que se debe hacer la denuncia policial correspondiente.

También comentó que hay que tomar precauciones y no brindar datos filiatorios que puedan comprometer a la persona a futuro. En este sentido, recordó no brindar datos personales por teléfono a emisores desconocidos. “Antes teníamos más denuncias por estafas a través de este tipo de modalidad, pero mermaron notablemente desde que se implementó el registro “No llame”, donde de manera sencilla se puede evitar recibir estos contactos”, dijo, y señaló que para suscribirse solo hay que llamar la 147 o enviar un correo electrónico ingresando a www.nollame.gob.ar.

Cuidados al comprar online

El subcomisario Gabriel Ferro recomendó que al hacer compras por Internet se investigue previamente al vendedor. “Hay gente seria, pero también hay estafadores. Si alguien tiene pocas operaciones y es vendedor reciente, hay que prestar atención”, dijo, y aconsejó googlear antes los sitios donde se va a hacer la operación, para verificar si no hay antecedentes de fraude.

Es habitual la suplantación de datos filiatorios en Internet  

Los perfiles truchos en Facebook o en otra red social donde se utiliza el nombre y hasta la foto de otra persona son moneda corriente, ya que no se pide acreditación de identidad para generar una cuenta. La gente las abre por distintos motivos, como puede ser espiar el perfil de otro sin ser advertido. Pero sucede que en ocasiones se habilitan para causar un perjuicio o acosar a una persona determinada.

“Periódicamente tenemos causas por suplantación de identidad en las redes sociales. Nosotros intervenimos sobre todo cuando hay menores involucrados, que son casos delicados y se procura prevenir la actuación de redes pedófilas. Pero hay una gran variedad de delitos que se realizan utilizando Facebook u otra red social”, indicó a UNO el subcomisario de la Policía de Entre Ríos Gabriel Ferro, ingeniero a cargo  de la división Técnicas Especiales y Desarrollos Informáticos, área donde se analizan todos los delitos que se vinculan con la tecnología.

A su vez, explicó: “Analizamos cada caso y le entregamos al fiscal un formulario especial que luego se nos devuelve firmado por un juez para que lo enviemos a las oficinas de Facebook en Estados Unidos, para que ellos actúen. Lo mismo ocurre con Google, Hotmail y otros sitios”, “Es difícil impedir que se suplante la identidad en las redes sociales, pero sí contamos con herramientas para poder rastrear el lugar desde donde se originó ese perfil, qué computadora se utilizó, entre otras cuestiones”, aseguró.

Por último, recomendó que quien se vea perjudicado por la suplantación de su identidad en las redes sociales hagan la denuncia en la comisaría más cercana o en la Fiscalía.

Brindan consejos para poder prevenir

Luis Garay señaló que desde la Defensoría del Pueblo siempre se aconseja hacer la denuncia correspondiente si se pierde el documento de identidad, así como también dar de baja enseguida las tarjetas de crédito o débito, para evitar que alguien pueda utilizarlas.

En torno a la seguridad en las redes sociales para contrarrestar los casos de usurpación de identidad, afirmó que se sigue trabajando con las escuelas para promover un uso responsable de las mismas. “Hay vacíos legales en este ámbito todavía y hasta tanto se revierta, hay que apuntar a la educación, para que los usuarios utilicen su nombre verdadero y tomen los recaudos necesarios”, sostuvo, y recordó que en Facebook se puede hacer la denuncia si se creó un perfil con la foto de uno o con los datos filiatorios.

Desde diversas entidades crediticias y otros tipos de organismo también vierten consejos a tener en cuenta, para evitar fraudes cometidos usando la identidad de alguien.

En este sentido, se indica no facilitar el número de documento y otros datos personales por teléfono; destruir los documentos que contengan información sobre cuentas o identificadores personales; conservar los documentos importantes en una caja fuerte o en un espacio seguro; recoger la correspondencia confidencial en la oficina del Correo y también enviarla desde allí.

El robo de identidad online es un problema que sigue ocurriendo, a pesar de todas las advertencias sobre estos casos. En las estafas de phishing y pharming, los ladrones utilizan correos electrónicos y sitios web falsos para simular organizaciones legítimas. Se aprovechan de la confianza de la gente para que divulgue información personal, como contraseñas y números de cuentas. Del mismo modo, hackers y virus pueden infiltrarse en las computadoras e instalar registradores de pulsaciones para robar datos o capturar nombres y contraseñas de cuentas cuando el usuario las introduce, por lo que se sugiere no abrir mails de direcciones extrañas.

Documentos más seguros

Con los viejos formatos del documento nacional de identidad, fueron varios los casos de personas que se vieron afectadas por el robo de identidad, ya que era relativamente sencillo adulterarlo pegando una foto que no correspondía a su titular y hacerse pasar por otro.

En los últimos años no se registraron en Paraná casos de este tipo, ni en la Defensoría del Pueblo ni en la Policía de Entre Ríos. El subcomisario Gabriel Ferro, a cargo  de la división Técnicas Especiales y Desarrollos Informáticos de la Policía de Entre Ríos, dijo al respecto: “Los documentos nuevos son más seguros, pero nada es inviolable. La seguridad total no existe y siempre hay maneras de fraguar algo, pero en estos casos se necesita tecnología más sofisticada y costosa. Por eso no se ven casos en el último tiempo”.

Por su parte, Luis Garay, defensor del Pueblo de Paraná, recordó cuáles fueron en Paraná los casos de este tipo más resonantes: “Un hecho fue en el 2007 y el otro en 2011. En este último a un docente le embargaron el sueldo y cuando consultó el motivo se enteró que tenía una deuda por haber librado cheques sin fondo. En realidad él nunca tuvo chequera. Había perdido el documento hacía varios años y alguien lo utilizó para abrir un comercio en Buenos Aires, emitir, cheques, entre otras cosas. Esa persona pudo operar durante dos años sin ser descubierta”.

“Los casos se resolvieron en la Justicia”, señaló a UNO, y explicó que quien se vio afectado tuvo quehacer una denuncia penal y una demanda civil para evitar que le sigan descontando su sueldo e impedir un perjuicio económico mayor.

Comentarios