Policiales
Viernes 17 de Julio de 2015

Robó, agredió a dos policías y la Justicia lo mandó a su casa

Lo detuvieron luego de un demencial raid que finalizó dentro de una escuela pública. El delincuente, que cuenta con antecedentes, golpeó a una oficial, le arrebató el arma que portaba y con ella disparó a otro funcionario que salvó su vida gracias a que contaba con chaleco antibalas. El ladrón, ayer ya estaba en su vivienda con prisión domiciliaria

El joven que protagonizó un episodio delictivo cinematográfico el martes a la mañana en Paraná, quedó imputado de graves delitos y como medida cautelar le impusieron arresto domiciliaria.

Este jueves se realizó la audiencia de prisión preventiva y formulación de cargos contra Carlos Valenzuela, de 21 años. El fiscal Ignacio Aramberry le imputó los delitos de Robo calificado en grado de tentativa, Lesiones y Resistencia a la autoridad, por haberle robado a punta de un cuchillo el bolso a una mujer; luego se escondió en una verdulería de calle Neuquén y avenida Ramírez; segundos después comenzó a ser perseguido por policías, y a uno de ellos le arrojó el cuchillo; después otros efectivos lo siguieron cuando Valenzuela se metió en la escuela de Ramírez y Laurencena; forcejeó con una oficial a quien le rompió la nariz de un golpe y le sacó la escopeta, con la cual le disparó a otro agente. Por suerte estaba cargada con postas de goma, porque había dado en el blanco.

Este jueves a la mañana, luego de la audiencia en sede de Tribunales donde la Fiscalía y la defensa expusieron sus argumentos, la jueza de Garantías en feria Paola Firpo resolvió dictarle la medida cautelar de prisión domiciliaria a Valenzuela, que deberá cumplir en su domicilio del barrio Macarone. 

Según se argumentó, la restricción tiene la finalidad de evitar el posible entorpecimiento de la investigación penal preparatoria.

 

Comentarios