Pais
Sábado 07 de Mayo de 2016

Robledo Puch saldrá de la cárcel de Sierra Chica, donde está preso desde hace 44 años

El asesino serial más conocido de la historia criminal de la Argentina será trasladado a San Isidro por unos estudios médicos, debido al deterioro de su salud

Robledo Puch abandonará por un día el penal de Sierra Chica, la cárcel en la que está detenido desde hace más de 44 años. Será la primera vez que el asesino serial más importante de la historia criminal de la Argentina salga de la cárcel de máxima seguridad.

Según informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Puch, también conocido como "el ángel de la muerte", será trasladado en medio de un importante operativo de seguridad a la asesoría pericial de San Isidro con el objetivo de someterse a una serie de estudios médicos debido al deterioro de su salud que quedó en evidencia en los últimos meses.

En el SPB informaron que el traslado y los estudios que se realizarán a Puch, no están relacionados con el pedido que el condenado había realizado a principios de esta semana para que lo saquen del penal de Sierra Chica y lo alojen en una cárcel de régimen semiabierto.

En la solicitud de Puch, presentada ante un tribunal de San Isidro, Robledo sugirió que le colocaran una pulsera electrónica para demostrar que no tiene la intención de huir.

Durante los últimos meses, Puch había presentado varios pedidos para ser liberado debido a que consideraba que su condena había sido agotada.

No obstante todas las solicitudes fueron rechazadas debido a que la condena a reclusión perpetua más la accesoria por tiempo indeterminado tiene un artículo que establece para dar por cumplida la pena debe primero acceder a la libertad condicional. Pero los informes psicológicos y psiquiátricos realizados a Puch indicaron que no había cumplido los objetivos de resocialización, seguía siendo un peligro para sí y para terceros y carecía de vínculos afectivos fuera de la cárcel.

El martes, después de 44 años, "el ángel de la muerte" volverá, custodiado y al menos por un día, a San Isidro, la misma zona donde cometió los 11 homicidios que lo convirtieron en el asesino serial más sanguinario de la historia argentina.

Comentarios