A Fondo
Lunes 01 de Febrero de 2016

Río de Janeiro: playas y polémica por los Juegos

Martín Macor / De la Redacción de UNO
mmacor@uno.com.ar


Quienes visiten este verano la “ciudad maravillosa” podrán comprobar el ritmo frenético de las obras de construcción e infraestructura para que el 5 de agosto la llama Olímpica se encienda por primera vez en América del Sur. Río de Janeiro se prepara para albergar el mayor evento deportivo mundial desde 2009, cuando su postulación triunfó por sobre otras tres grandes candidatas: Chicago, Madrid y Tokio. La organización de los Juegos tendrá un costo de 12.700 millones de dólares (una cifra menor a los 16.500 millones gastados en el Mundial de Fútbol de 2014). Inicialmente, el presupuesto equivalía a la mitad del costo de la Copa del Mundo, y el crecimiento del gasto ha provocado no pocas controversias dada la acentuada crisis política y económica que atraviesa el país. 

Las denuncias de corrupción sobre Petrobras que desencadenaron la debacle del segundo mandato de Dilma Rousseff, salpican también a las principales concesionarias de obras para los juegos. Según el diario Folha de Sao Paulo, de las 20 compañías investigadas en el escándalo del “Petrolao”, cinco son adjudicatarias de obras para los Juegos Olímpicos. Entre ellas, Odebrecht, la mayor empresa de ingeniería de América Latina, cuyo presidente ejecutivo, Marcelo Odebrecht, fue encarcelado en junio de 2015, a la espera del juicio. 

Otras cuatro empresas concesionarias de obras olímpicas también están siendo investigadas, según la agencia Reuters. La investigación, que lleva dos años, amenaza con retrasar el ajustado cronograma de obras para las 144 sedes olímpicas. 

A las denuncias por malversación, se sumaron las de contaminación y daño ambiental. Un informe de la Universidad Feevale en Novo Hamburgo (Porto Alegre) señalaba en agosto de 2015 que las aguas de la Bahía de Guanabara, donde se disputarán competencias de natación, canotaje y remo, presentan niveles “peligrosamente altos de bacterias y virus que ponen en riesgo la salud”. Pese a las controversias y contratiempos, los preparativos para los Juegos Olímpicos en la ciudad de Vinicius y el carnaval están en marcha. Una vez más, deporte y negocios competirán mano a mano.

Comentarios