La Provincia
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Revuelo en Gualeguaychú por el uso de glifosato en una plaza

Vecinos de la “Capital nacional del carnaval” advirtieron la aplicación de un agroquímico en lugares públicos y desataron la polémica 

Vecinos de Gualeguaychú realizaron denuncias públicas en medios locales y a través de las redes sociales al advertir la aplicación de glifosato por parte del personal municipal en la Plaza San Martín, la principal de la ciudad entrerriana. El hecho, que fue confirmado por UNO, tuvo opiniones encontradas y el director de Espacios Verdes de la localidad justificó y explicó el porqué de la medida.
El glifosato es un agroquímico de amplio espectro, desarrollado para la eliminación de hierbas y de arbustos. Si bien su uso está permitido, hay investigaciones que dan cuenta de sus capacidades potencialmente cancerígenas y así lo clasificó la Organización Mundial de la Salud.
En toda la provincia su aplicación en las fumigaciones del agro ha generado cientos de debates y consecuencias. De hecho, este año se desarrolló el 3° Congreso Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados en la Universidad de Buenos Aires donde participaron varios profesionales entrerrianos y referentes de organizaciones que critican y se oponen a este tipo de producto.
A principios de la semana vecinos de gualeguaychú comenzaron a comunicarse en los medios locales para dar cuenta de la aplicación del glifosato en la Plaza San Martín de esa ciudad y en páginas de Internet como en las redes sociales condenaron, de manera pública, su uso.
Posturas
Emilio Montefinale es el director de Espacios Verdes de la Municipalidad de Gualeguaychú y confirmó a UNO el uso del agroquímico. Sostuvo: “Se me desprestigió por algo que es insignificante. Usamos 200 centímetros cúbicos de glifosato diluido en agua para aplicarlo debajo de una fuente y contra los cordones”. Dijo además que la acción fue controlada, muy cerca del suelo y en sectores a los que no se pueden llegar con máquinas o herramientas. (Ver Respuesta y fundamentos de Espacios Verdes).
Sin embargo, el hecho generó polémica y la crítica de vecinos. Jorge Fritzler es miembro de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú y consultado por UNO dijo: “Más allá de las explicaciones que den, esto está mal y me parece una barbaridad. Las reglas son parejas para todos, no es que por estar en el municipio se puede utilizar glifosato”.
Cierto es que en Gualeguaychú hay ordenanzas y decretos que limitan la fumigación con el agroquímico. Hay noticias de actas de infracción realizadas por personal de esa comuna por esos hechos en 2014 y en varias oportunidades.
Martín Alazard, también miembro de la Asamblea Ciudadana Ambiental de la localidad, sostuvo: “Varios vecinos vieron lo que pasaba y también lo reconoció quien está a cargo de Espacios Verdes, pero dijo que usaban muy poco, que no había otra forma de controlar los yuyos y la gramilla que crecían entre las baldosas. Uno que es viejo sabe que las quemábamos con agua hirviendo, o con un poco de gasoil, y si no hay que arrodillarse y sacarlas con un cuchillo”.
Explicó que el problema del glifosato no es su uso, sino la fumigación con él y que existen ciertas normas de distancia en los centros poblados. “En sí, su uso localizado no está legislado como para decir que está prohibido aplicarlo sobre un cordón. Pero sabemos que hay una dispersión y que andan con una mochila tirando glifosato, que no usan todos los elementos de protección; es decir, hay cosas irregulares”.
Dijo además que hay soluciones que pueden evitarlo si lo que se quiere es resolver una maleza que crece en un rincón de una plaza.
“Por lo menos, el uso del agroquímico es imprudente. No hubo nada grave, pero cuántas veces se utilizó, cómo, durante cuánto tiempo, eso no lo sabemos”, destacó Alazard, y agregó: “Es un producto cancerígeno para la OMS y pueden ocurrir eventualidades, ni qué hablar de los vecinos que pasan por la plaza mientras se aplica. Por más que se utilice de manera puntual, lo cierto es que en Gualeguaychú es difícil de digerir”.
El rechazo al uso del glifosato y la polémica por su utilización generó su repercusión en la Capital nacional del carnaval. Desde Ambiente y Desarrollo Sustentable de Gualeguaychú señalaron que no sabían que el producto se utilizaba en la ciudad, contaron las diferentes políticas que llevan adelante y hubo posturas en desacuerdo con su aplicación n las plazas y espacios públicos.
Respuesta y postura de Espacios Verdes
Emilio Montefinale es el director de Espacios Verdes de la Municipalidad de Gualeguaychú y explicó que los vecinos de la ciudad entienden que por un lado la comuna no autoriza su uso en el ejido y por otro lado lo utilizan en la plaza principal. “Lo que pasa es que se trata de una aplicación de un equipo controlado a cierta altura y sobre algo que es puntual, a dos centímetros del suelo, en una línea pequeña de pastos que crecen en sectores a los que no tenemos como llegar con una máquina o herramientas. En la Plaza San Martín hay paños gigantescos hechos con una piedra especial y con vidrio en las juntas. Si usamos herramientas las rompemos y si no elimino esas raíces, cuando crecen las revientan”, explicó el funcionario.
Sostuvo que puede utilizar otros medios como gasoil y demás, pero explicó que el glifosato cumple la función de eliminar esa vegetación que daña el lugar. “Está hecho para esto. Me duele lo que se dijo, porque se hacen millones de cosas positivas y esto es insignificante. De ninguna manera aplicamos glifosato de manera masiva. Habremos comprado 20 litros en ocho años y no lo usamos mucho, solo en cosas puntuales, en un trabajo que se hace una o dos veces al año. Además no está prohibido por ley, de hecho nosotros lo podemos comprar y uno, como técnico, lo usa. Hay que dar tranquilidad de que no lo voy a echar de manera masiva. Ni loco lo haría aunque está discutido si es bueno o malo, pero no me voy a poner en contra de mi comunidad”.
En Gualeguaychú hay 350 hectáreas que necesitan mantenimiento y se trata de unos 70 espacios verdes entre plazas centrales, plazoletas, puntos naturales en los barrios, canteros y rincones que deben atenderse a diario para mantenerlos.
“Todo lo hacemos con tractores, con desmalezadora y tenemos un área bastante equipada y organizada. De ninguna manera la Municipalidad hará algo en contra de la comunidad y lo que hacemos lo he visto mucho más en otros lugares de la provincia”, manifestó.
Dijo también que Gualeguaychú es una ciudad especial y le pareció positivo que haya una voz de alarma ante estas situaciones, pero explicó porqué utilizó el herbicida: “Agacharse y sacar esa maleza con un cuchillo en mano; a nosotros no nos sobra gente y tenemos un área enorme de mantenimiento”.
Aseguró además que los empleados que aplicaron hasta ahora el glifosato siempre se cuidaron con las medidas de seguridad.
“Este trabajo, además, lo hacen en media hora, lo que tarda la mochila en vaciarse. Uno sabe lo que está haciendo. Muchos de los que se quejan tienen campos y no saben de los desastres que hacen. Si alguien tiene otra solución por más que sea más caro o lleve más tiempo, bueno, la podemos implementar, pero no la hay”, opinó.
También se refirió a su trabajo puntual y al de la Municipalidad que, manifestó, nunca dejó de mantener los espacios verdes y bregó por lograr una ciudad bella. Reafirmó incluso que la forma en que aplicaron el herbicida no es nocivo para los animales domésticos. “No actué desde el lado de la inconsciencia”, remató el encargado de Espacios Verdes.
 

Comentarios